Las mejores excursiones desde Liubliana – 3 experiencias que no debes perderte

Las mejores excursiones desde Liubliana
Facebooktwittergoogle_plusinstagram

¡Hola, viajer@s!

¿Cómo esta yendo este principio de 2018? Nosotros no nos podemos quejar, con varios planes interesantes en el horizonte que ya iréis descubriendo 🙂 Pero hoy toca seguir hablando de nuestro roadtrip por Eslovenia del pasado verano: en mis últimos posts os contaba qué hacer en Liubliana en dos días, también os invitaba a descubrir dos de las poblaciones más hermosas y también más turísticas de Eslovenia, como son Bled y Piran, y también os lo conté todo sobre el festival MetalDays al que asistimos en Eslovenia como parte de nuestro roadtrip.

Hoy toca finiquitar Eslovenia con un post muy interesante y útil: un post sobre las mejores excursiones que se pueden hacer desde Liubliana en un día. Ninguna estancia en Eslovenia o Liubliana estará completa sin estas tres excursiones, así que tomad nota y no os las perdáis 😜.

 

Las mejores excursiones desde Liubliana

Estoy segura de que, como Eslovenia es un país relativamente pequeño, hay muchas excursiones de un día que se pueden hacer desde la capital; sin embargo, yo os voy a contar aquí las que hicimos nosotros y las que considero totalmente imprescindibles.

He de puntualizar que, como nosotros estábamos haciendo un roadtrip, llevábamos nuestro propio coche, así que este fue el medio de transporte que utilizamos, lo cual resultó muy práctico y cómodo. Sin embargo, si no es vuestro caso y no disponéis de vehículo durante vuestra estancia en el país, estoy segura de que en la Oficina de Turismo podéis encontrar opciones para hacer todas estas excursiones en viajes organizados. Aquí podéis ver una lista de los viajes de un día que ofrecen.

¡Pero vamos allá con las tres súper experiencias que debéis tener en forma de viajes de un día desde Liubliana!



1.ª experiencia: Visitar las cuevas de Postojna

La población de Postojna y las cuevas que llevan su nombre se encuentran en la región del Karst o Carso, parte de la cual se declaró Reserva de la Biosfera en 2004. El “karst” se define como una forma de relieve originada por la meteorización química de determinadas rocas, como la caliza, la dolomía, el yeso, etc., compuestas por minerales solubles en agua. El relieve de estas zonas está condicionado principalmente por la disolución de las rocas; es lo que se llama “karstificación”. Esta disolución de las rocas da lugar a enormes sistemas de cuevas subterráneos, que son la característica principal y más atractiva de esta zona.

Increíbles formaciones rocosas

Increíbles formaciones rocosas

La cueva de Postojna, de la que os quería hablar, es un ejemplo de este fenómeno. Se encuentra a solo 55 km de Liubliana, a unos 50 minutos en coche, y se trata del lugar más visitado de Eslovenia. Este laberinto de cuevas de unos 20 kilómetros de longitud, de los cuales solo unos 5 son visitables, no dejará indiferente a nadie.

Con respecto al precio de la entrada, nosotros optamos por reservar online una entrada combinada para la visita a las cuevas de Postojna y al castillo de Predjama, del que hablaré más adelante, y que se encuentra a solo 10 km de Postojna. El precio de esta entrada combinada que sirve para visitar ambas atracciones en el mismo día, era de unos 36 euros por persona.

Algunas formaciones parecen monstruos acechando

Algunas formaciones parecen monstruos acechando

Nosotros cogimos la entrada a Postojna a las 10:30; de este modo nos dio tiempo a llegar a Postojna desde Liubliana (unos 50 minutos de conducción), hacer la visita, conducir hasta el castillo de Predjama, hacer la visita, volver a Liubliana y comer allí. Es decir, nos dio tiempo a hacer las dos visitas fuera de Liubliana durante una mañana y volver a la capital para comer allí tranquilamente, aunque un poquito tarde. Esto es lo que yo llamo una mañana bien invertida y bien aprovechada.

Recomiendo llegar con algo de tiempo, ya que el parking es enorme y está a un paseíto de 5-10 minutos de la entrada en sí; además hay muchísima gente, muchísimas colas y un poco de caos generalizado. Tened en cuenta que la reserva online, si habéis optado por hacerla de esta manera, no os sirve para entrar tal cual, sino que tenéis que ir primero a cambiarla por las entradas físicas a la zona donde se compran los tickets, cosa que nosotros no sabíamos, y motivo por el cual nos tocó correr (literalmente) de una cola a otra para llegar a tiempo a nuestra visita a las 10:30. ¡Tenedlo en cuenta! 😱

Fijáos en la súper columna de la izquierda!!!

Fijáos en la súper columna de la izquierda!!!

La visita, que dura unos 90 minutos, consta de dos partes: la primera es un paseo en tren por dentro de la cueva, muy rollo Port Aventura o cualquier otro parque de atracciones, durante la que se recorren (si no me equivoco) unos 3,5 km de cueva; la segunda parte es a pie siguiendo los caminos señalizados y acompañados por un guía, y creo que el recorrido a pie es de 1,5 km.

Varias cosas que hay que tener en cuenta:

  • La temperatura dentro de la cueva es de 8-10 grados durante todo el año. Claro, esto en agosto es un rollo y hay que ir preparada para todo: me tocó ponerme vaqueros ya en Liubliana, cosa que odio hacer en verano, y llevar además camiseta térmica, sudadera y pañuelo para el cuello para cuando entrásemos en la cueva. Y no me sobró nada, ¿eh? La temperatura era fresca, fresca.
  • Recomiendo encarecidamente ir con zapatillas de deporte o de montaña, y en ningún caso con chanclas: aparte del frío, el terreno es irregular y resbaladizo, ya que hay humedad dentro de la cueva, y es preferible llevar un calzado que os vaya a permitir caminar con seguridad.
  • ¿Qué pasa? Que si vais en verano, cuando salgáis de la cueva tod@s abrigad@s os va a dar un jamacuco por el calor si no os cambiáis antes de ir a la visita al castillo de Predjama, si es que ese es vuestro plan, así que os tocará hacer como yo y llevar ropa de recambio en el coche y cambiaros de nuevo a la moda veraniega si no queréis que os de un yuyu.

 

Bueno, pues vamos allá con la visita: se empieza subiendo al trenecito, que ya os digo que parece aquello una atracción de Port Aventura o el Hogwarts Express o algo así. En cuanto arranca el tren es cuando empieza a notarse más el frío, con el movimiento, así que tapaos bien.

El interior de Postojna visto desde las alturas

El interior de Postojna visto desde las alturas

El paseo en tren es muy chulo, y es una forma práctica de recorrer el inicio de la cueva y las partes más amplias, así como de abarcar más en menos tiempo. A veces los pasos por los túneles dentro de la cueva son tan estrechos y tan bajos que te da la sensación de que tienes que agachar la cabeza para no darte con los salientes de roca. Las vistas desde el tren son fantásticas, ya que muy pronto empezamos a ver todo tipo de estalacticas, estalagmitas, columnas y demás formaciones rocosas espectaculares que se han ido creando a lo largo de los milenios, pero lo más alucinante de esta parte de la visita es sin duda el llamado Salón de Baile o Salón de Congresos, una sala amplísima y espectacular donde destaca una enorme lámpara de araña colgada del techo iluminando la estancia. El Salón de Congresos recibió su nombre después del Congreso Internacional de Espeleología de 1965, pero previamente se le conocía también como el Salón de Baile ya que desde 1865 se celebraban fastuosos bailes de época con una iluminación que invitaba a disfrutar la música en este evocador lugar. Simplemente maravilloso.

Bajamos del tren a los pies de la llamada Gran Montaña o Calvario, una colina subterránea de 45 metros de altura que es fruto en realidad del desmoronamiento del techo de la cueva. Miedito. Allí esperan varios guías que realizarán la segunda parte de la visita, a pie, en diferentes idiomas, pero creo que no estaba diponible en español, ya que nosotros la hicimos en inglés. El recorrido es por una especie de camino de hormigón por dentro de la cueva, donde a izquierda, a derecha y también sobre nuestras cabezas, podíamos ver cada vez más y más alucinantes formaciones rocosas. A lo largo de dicho camino hay diferentes paradas para que la guía vaya dando sus explicaciones.

Uno de los elementos más destacables es el Puente Ruso, llamado así porque fue construido en 1916 por prisioneros de guerra rusos durante la I Guerra Mundial. Llegamos a él zigzagueando a lo largo del camino, subiendo diferentes niveles dentro de la cueva. Desde este puente, que nos permite cruzar un profundo abismo, tendremos unas vistas diferentes, desde las alturas, de las maravillas que nos rodean.

El Puente Ruso, impactante en este entorno subterráneo

El Puente Ruso, impactante en este entorno subterráneo

A continuación viene uno de los platos fuertes de la visita: las llamadas Cuevas Bonitas o Cuevas Bellas, así que ya os podéis imaginar el nivel de alucine que presentan. Se trata de una serie de tres cuevas consecutivas, cada una con sus peculiares formaciones rocosas que les dan nombre:

  • La Sala de los Espaguetis: llamada así por las miles o incluso millones de formaciones rocosas de forma fina y alargada que cuelgan del techo y que presentan una imagen parecida a la que resultaría si algún cocinero loco lanzase miles de espeguetis al techo y estos quedasen ahí colgando, suspendidos en el espacio y en el tiempo.
  • La Sala Blanca: en mi opinión, una de las salas más bonitas de todas las que visitamos dentro de las cuevas de Postojna, con miles y miles de estalagtitas y estalagmitas de un color blanco purísimo.
  • La Sala Roja: llamada así por los tonos rojizos de las paredes, que son producidos por la erosión del agua de partes minerales como el hierro y la arcilla, combinada con manganeso, carbón u otros materiales.

 

La sala de los espaguetis

La sala de los espaguetis

Ya hacia el final de este maravilloso recorrido subterráneo, bajo el Puente Ruso, encontramos juntos dos de los elementos más destacables de Postojna: la Columna Gótica, una columna de calcita con hermosos surcos y, junto a ella, la Brillante, otra de 5 metros de alto compuesta por estalagmitas blancas. Las paredes del fondo cuentan con cortinas de calcita y una cascada de calcita que se conoce como el Órgano. Son todas ellas unas formaciones rocosas espectaculares y, en concreto, la Columna Gótica se ha convertido en el símbolo de la cueva. Es curioso que la Columna Gótica y la Brillante estén tan juntas y sean tan diferentes tanto en forma como en color: esto depende de los materiales por los que se ha ido infiltrando el agua en las capas de roca que quedan por encima de estas formaciones rocosas y de los minerales que haya ido arrastrando este agua.

La Columna Gótica y la Brillante

La Columna Gótica y la Brillante

Otras formaciones curiosas que veremos a lo largo del recorrido son la llamada Torre de Pisa, varias formaciones en forma de medusa y las que más fascinantes me parecen: las que parecen cortinajes. Como os podéis imaginar, todo este tipo de formaciones rocosas tardan milenios en crearse: se dice que las estalactitas crecen a un ritmo aproximado de un centímetro por siglo, así que, por supuesto, no hay que tocarlas para no dañar su crecimiento. Se dice que el aceite natural de nuestras manos impide que las estalagtitas y las estalagmitas puedan seguir creciendo si las tocamos, así que no dejéis que las gotitas colgando os tienten: dejad que el tiempo y la gravedad hagan su trabajo. Asimismo, si vais con niños, por favor, explicadles cuál es la situación para que comprendan por qué no deben tocarlas. ¡Durante la visita vi a varios haciéndolo y me puse muy mala!

La "torre inclinada de Pisa"

La “torre inclinada de Pisa”

Pero Postojna todavía tiene un par de ases más en la manga para los visitantes. El primero de ellos es el “simpático” human fish o pez humano. El Proteus anguinus, pues así se llama en realidad la criaturita, parecida a una especie de salamandra, es un peculiar animal de 25-30 cm que tiene el honor de ser el único vertebrado de Europa que vive en el subsuelo terráqueo sin luz, y está protegido por su rareza y por estar en peligro de extinción. Se trata de una de esas especies que se han adaptado a las condiciones de ausencia de luz para sobrevivir en condiciones extremas, con una piel pálida y sin pigmentación, y también sin ojos, ya que no los necesita en la oscuridad total.

El "adorable" Proteus anguinus

El “adorable” Proteus anguinus

Por lo visto recibe el sobrenombre de “human fish” porque su color de piel es similar al de los humanos de raza caucásica (es decir, de raza blanca), aunque yo también había oído que es debido a que tiene una esperanza de vida similar a la de los humanos.

Podremos ver a nuestro amiguito en el Vivarium Proteus, un espacio donde se recrea la vida y la fauna de la cueva con el objetivo de mostrar que aun en lo más oscuro e inhóspito de la tierra, la vida existe. Este anfibio de aspecto enfermizo se ha convertido en uno de los símbolos de Eslovenia, aparece en las monedas eslovenas y hasta es el nombre de una de las cerveceras eslovenas más famosas: Human Fish Brewery.

La última sorpresa que nos aguarda antes de salir de nuevo a la luz es la enorme Sala de Conciertos. Se trata de uno de los espacios abiertos más grandes de la cueva de Postojna, con capacidad para varios miles de personas. Se han organizado conciertos en la sala durante más de cien años en este ambiente tan espectacular.

Al llegar, la guía nos animó a gritar y a silbar para comprobar las características acústicas de la sala: ¡hay un eco tremendo!

Es una sala impactante por su magnitud, pero es también la que marca el punto final de este viaje al centro de la tierra, de esta aventura subterránea llena de belleza, misterio y formaciones rocosas mágicas y maravillosas. Aquí es donde nos dirigiremos de nuevo al andén para tomar el tren de vuelta a la luz del sol.

Después de esta exhaustiva descripción de las cuevas de Postojna, espero haberos convencido de que es una de las mejores excursiones desde Liubliana que se pueden hacer.

 

2.ª experiencia: Visitar el Castillo de Predjama

Una vez finalizada la visita de las cuevas de Postojna, y una vez me hube cambiado a vestidito y sandalias de nuevo, nos metimos en el coche y nos dirigimos a nuestra siguiente parada de la mañana: el castillo de Predjama. Se encuentra solo a 10 kilómetros de Postojna, a unos 15 minutos en coche.

El Castillo de Predjama es también uno de los puntos mas visitados de Eslovenia: se trata de un espectacular castillo medieval encaramado a la ladera de una montaña que sirve como boca a la cueva que se oculta bajo esta.

Imponente e inconquistable

Imponente e inconquistable

Predjama es simplemente uno de los castillos más espectaculares y originales del mundo. Si tú quieres que tu castillo sea inexpugnable, toma nota de la estrategia de los creadores del Castillo de Predjama: colócalo en el acceso a una cueva y en mitad de un acantilado de más de 100 metros de altura. De este modo será sencillamente inconquistable.

Tiene cuatro plantas construidas por partes desde 1202, aunque la mayor parte de lo que se ve ahora data del S. XVI. Una interesante audioguía explica las principales curiosidades, particularidades, historias y leyendas del lugar a medida que vas recorriendo todo el castillo… ¡y hay muchas!

Rincones interesante del Castillo de Predjama

Rincones interesante del Castillo de Predjama

Una de las leyendas más famosas e interesantes hace referencia al caballero Erazem Lueger, enfrentado a los Haubsburgo por una disputa en la que mató a un alguacil. Se trata de un personaje al que se el compara con Robin Hood, ya que se dedicaba a atacar a los comerciantes que cubrían la ruta que unía Viena con Trieste y, por lo visto, a repartir los botines con los más necesitados; se le consideraba un “bandido bueno”. Huyendo de sus perseguidores, acabó parapetado en el castillo de Predjama, y aliado con el rey húngaro Matthias Corvinus, atacaba los asentamientos afines a los Haubsburgo. El asedio de un año y un día al que se vio sometido Erazem en el castillo no consiguió sacarlo de la fortaleza, y los sitiadores no entendían cómo podía abastecerse, incluidas las cerezas que lanzaba desde el castillo para burlarse de las tropas que lo hostigaban. Lo que desconocían es la red de cuevas que permitían (según la leyenda) salir y recoger víveres en las poblaciones cercanas del valle de Vipava.

Salas chulas dentro de Predjama

Salas chulas dentro de Predjama

Desafortunadamente para el caballero, la traición de unos sirvientes puso en bandeja su cuello cuando al parecer el barón acudió a una zona expuesta a los cañonazos para ir al baño. El traidor dio el aviso, y un certero cañonazo acabó con la vida de Erazem. Interesante y colorida historia, ¿verdad?

Después de pagar la entrada al castillo podemos comenzar la visita por las estancias, la capilla, el antiguo calabozo o los establos que eran una parte de la cueva original. Una de las experiencias más curiosas es recorrer el pasadizo que lleva a la caverna de la cueva natural, desde donde la vista del paraje que rodea el castillo es realmente espectacular.

La caverna de la cueva natural

La caverna de la cueva natural

Enfrente del castillo se celebran recreaciones de justas medievales durante los meses de verano, muy animadas y concurridas, y sobre todo con un escenario de película.

Las vistas del valle desde la parte alta del castillo también son alucinantes, ya que se trata de un lugar realmente idílico.

Vistas del valle

Vistas del valle

Si queréis conocer un castillo diferente, original y verdaderamente imponente, no os perdáis el Castillo de Predjama, una de las mejores excursiones desde Liubliana que se pueden hacer en un día. Desde aquí, Liubliana queda a 62 km, es decir, aunos 55 minutos en coche.

Detalles graciosos del Castillo de Predjama

Detalles graciosos del Castillo de Predjama

 

3.ª experiencia: Visitar las cuevas de Skocjan

La visita a las cuevas de Skocjan la hicimos a la mañana siguiente del día que visitamos las cuevas de Postojna y el Castillo de Predjama, cuando le dijimos adiós a Liubliana ya definitivamente y pusimos rumbo a Piran, el siguiente destino de nuestro roadtrip.

Estas cuevas están a 78 kilómetros de la capital, a tan solo 55 minutos en coche, y también quedan muy cerca de Piran, que se encuentra a solo 50 kilómetros. Sin embargo, ojo con lo que os dice Google para llegar hasta allí. Hay un parking muy hermoso en el complejo de las cuevas de Skocjan, pero al buscar las cuevas en Google Maps, os lleva a un punto absurdo en medio de la nada y desde allí toca caminar por enmedio de un bosque como 10 minutos hasta llegar al punto de entrada… ¡y al parking oficial! 🤷🏻‍ En caso de que os pase esto también, pues nada, meteos en el bosque y seguid siempre las señales con la “I” de información (nosotros no lo hicimos al principio y acabamos en otro sitio que no tenía nada que ver y nos tocó dar la vuelta y averiguar hacia donde era).



GIF generica vuelo 728x90

Al final llegamos al complejo, que incluye un restaurante, tiendas de souvenirs, baños públicos, etc. Allí encontraréis la caseta para comprar las entradas que, en este caso, no se pueden comprar online. Hay tres visitas posibles diferentes, y nosotros hicimos la llamada Through the Underground Canyon (A través del cañón subterráneo), que en función de la época del año vale entre 16 y 20 euros. En verano hay una visita cada hora, y en las temporadas más bajas se reduce muchísimo la frecuencia de los tours guiados. Los grupos de cada visita salen caminando desde este punto del Centro de Visitantes hasta la entrada de la cueva. Ahí te dan una pequeña charla y explican las normas de comportamiento y, posteriormente, dividen a la gente en grupos en función del idioma (no hay posibilidad de hacerla en español, solo están las opciones de esloveno, alemán e inglés, si no recuerdo mal).

Las cuevas de Skocjan son patrimonio de la UNESCO desde 1986 y también son Reserva de la Biosfera desde 2004; por este motivo, a diferencia de lo que ocurre en las cuevas de Postojna, no está permitido hacer fotografías ni grabar vídeo, así que, por desgracia, y muy a mi pesar, no tengo ningún material audiovisual propio que enseñaros 😥 Aquí va una foto cualquiera de Internet para que la podáis ver un poco:

¿Veis el puente con las dos minúsculas personitas, no? Pues sí, de ese tipo de inmensidad estamos hablando...

¿Veis el puente con las dos minúsculas personitas, no? Pues sí, de ese tipo de inmensidad estamos hablando…

En este caso, el recorrido es todo caminando, y se trata de un tour de 1,5 – 2 horas de duración durante las cuales se recorren unos 3 kilómetros bajo tierra y se suben unos 500 escalones, pero tranquil@s, no son todos del tirón, y es totalmente llevadero. Aquí, al igual que en las cuevas de Postojna, la temperatura es estable durante todo al año, y es de aproximadamente 12 grados, así que si vais en verano, habrá que abrigarse, ¡tenedlo en cuenta también! Recomiendo, además, zapatillas de deporte o botas de montaña (en ningún caso chanclas).

Pero, ¿cómo son las cuevas de Skocjan? ¿Qué tienen de especial? Pues la mejor forma que se me ocurre de describirlo es que se trata de una montaña hueca por dentro. Da miedito de pensarlo, ¿verdad? ¡Pues estar allí es totalmente acojonante! El recorrido es mayoritariamente por espacios muy amplios, está todo oscuro y, si te asomas al cañón, no se puede distinguir ni siquiera el fondo. Básicamente se va siguiendo el sendero que está iluminado en los bordes con pequeñas lucecitas, y esa es prácticamente toda la iluminación que hay. Yo sentí una sensación de vacío muy fuerte, como de inmensidad.

Como ya he comentado, gran parte del recorrido es bordeando el cañón que ha formado el río Reka a su paso por estos terrenos kársticos. El río lo oíremos a lo largo del recorrido, pero apenas lo veremos por lo que os decía antes: la oscuridad es tal y las dimensiones son tan grandes que no se llega a ver el fondo del cañón en prácticamente ningún momento. El río Reka es bastante inestable, ya que puede tener crecidas con bastante facilidad; de hecho, en más de una ocasión ha llegado a crecer tanto que ha inundado la cueva y el recorrido que se hace durante el tour y este se ha tenido que suspender.

El río Reka se vuelve subterráneo en las cuevas de Skocjan y fluye bajo tierra hacia el mar Adriático durante 34 kilómetros; finalmente, emerge en las inmediaciones de Monfalcone (Italia), lugar en el que se convierte en afluente del río Timavo.

Sin duda, la parte más espectacular del recorrido es cuando se cruza el puente Cerkvenik, que se encuentra suspendido a una altura de casi 50 metros por encima del lecho del río. ¿Os acordáis de la escena de El Señor de los Anillos de Gandalf en el puente diciéndole al Balrog “¡No puedes pasar!”? ¡Pues es que era tal cual! De ese tipo de puente y de ese tipo de oscuridad y de ese tipo de entorno épico estamos hablando 😍

Otra cosa interesante que va señalando la guía es el primer camino o recorrido que utilizaron los primeros exploradores de la cueva en el S. XIX. ¡Eso sí que daba miedo y no el Balrog! 😱 Eran como unas senditas súper estrechas al borde del precipicio y obviamente sin barandilla ni nada… ¡una auténtica locura! Aun así, según nos contó la guía, en los registros consta que “solo” murió una persona 😂

Una última sorpresa que nos tiene reservada Skocjan es una pared en la que, como si de una cascada se tratase, podemos ver toda una serie de terrazas de carbonato de calcio precipitado, al más puro estilo de Pamukkale, en Turquía, pero en pequeñito. Aquí os dejo una imagen sacada de la Wikipedia para que os hagáis una idea de lo que estoy hablando (Créditos de la imagen: De Lander atsl.wikipedia, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=6349173)

Las terrazas de carbonato de calcio precipitadas de Skocjan

Las terrazas de carbonato de calcio precipitadas de Skocjan

Bueno, en realidad queda una sorpresita más, ya que la zona por la que salimos de la cueva es la puerta más alta natural de entrada a una cueva. Creedme, es impresionante, y con ella ponemos el broche final a un recorrido increíble, mágico e inolvidable, sacado de la imaginación de Julio Verne y de Tolkien combinados.

A diferencia de las cuevas de Postojna, que están muy ornamentadas, estas cuevas no son excesivamente ricas en estalactitas ni estalagmitas debido a las relativamente frecuentes crecidas del río y, además, las que hay están como “sucias” por el mismo motivo; Skocjan destaca por otros motivos: por su inmensidad, por sus dimensiones, por su estructura… ¡es que estamos hablando de una puñetera montaña hueca! ¡Yo nunca había visto (ni imaginado) algo parecido!

Sin duda, las cuevas de Skocjan, menos turísticas y menos explotadas, son una de las mejores excursiones desde Liubliana que se pueden hacer en un día. De verdad que recomiendo que las visitéis en vuestro paso por Eslovenia porque se trata de un sitio realmente especial.

 

Otras opciones

En realidad, al tratarse de un país relativamente pequeño, es fácil hacer excursiones de un día (¡o más, claro!) desde Liubliana, que además está estratégicamente situada más o menos en el centro de Eslovenia.

De la zona que recorrimos nosotros (la mitad occidental del país) otras opciones de visitas o excursiones podrían ser:

  • Bled – la ciudad más encantadora (y turística) del país. Su lago con la isla con su pequeña iglesia en el centro, rodeado de montañas y con castillo incluido es una de las imágenes más icónicas de Eslovenia. En este post podéis consultar qué se puede hacer en un día en Bled.
La imagen típica de Bled... sin palabras!

La imagen típica de Bled… sin palabras!

  • Piran – otra maravilla de lugar. Situada en la costa y con un encanto mediterraneo alucinante, por momentos recuerda a Venecia y al segundo siguiente podemos pensar que estamos en Baleares. Un lugar que hay que visitar, sin duda alguna. En este post podéis ver qué se puede hacer en un día en Piran
Vistas de la ciudad desde las murallas

Vistas de la ciudad desde las murallas

  • Paso de Vrsic – Al atravesar este impresionante paso situado en plenos Alpes Julianos que zigzaguea entre las cimas, cuesta no pensar en los pobres prisioneros de guerra rusos de la I Guerra Mundial que construyeron la carretera, ahora denominada “Ruska cesta” (Carretera rusa) en su honor. Esta carretera solo abre en verano, comunica Kranjska Gora con Bovec, 50 kilómetros al suroeaste, e incluye unos cuantos miradores donde hacer fotos y algunos refugios de montaña por el camino. Yo no he visto “dibujo” más loco en el GPS que el de esta carretera.
El imponente Paso de Vrsic, en plenos Alpes Julianos

El imponente Paso de Vrsic, en plenos Alpes Julianos

  • Parque nacional Triglav – Subir al monte Triglav (2864 m) es, por lo visto, casi obligatorio para todo esloveno y, aunque nosotros no lo hicimos, también es habitual hacerlo como actividad turística. El parque nacional que recibe el nombre de esta montaña tiene una superficie de 840 km2 y es una de la reservas nacionales más grandes de Europa. Se trata de una serie parajes naturales espectaculares con montañas, gargantas fluviales, barrancos, lagos, cañones, cuevas, ríos, cascadas, bosques y praderas alpinas. Casi nada.
  • Lago Bohinj – Toda la fama se la lleva el lago de Bled, pero por lo visto, este es prácticamente igual de bonito. Nosotros, por falta de tiempo, que no de ganas, lo tuvimos que suprimir de la ruta…

 

Os dejo por aquí el vídeo que preparé para el post de Liubliana porque al final también incluí algunas imágenes de las cuevas de Postojna y del castillo de Predjama (de Skocjan no, por lo que os he explicado de que no se puede grabar ni fotografiar). Así podéis ver algo de la capital y algo de las excursiones… ¡Espero que os guste! 😊

Y hasta aquí este post de las mejores excursiones desde Liubliana. Eslovenia es un país increíble: tanto sus ciudades como sus maravillas naturales dejarán al visitante con la boca abierta, así que yo os recomiendo dejaros sorprender por ambas… ¡en la variedad está el gusto! Y estoy segura de que la mitad oriental del país, que no pudimos llegar a recorrer, es también maravillosa. Eslovenia lo tiene todo para enamorar y, sin duda, lo consigue 💚

 

Facebooktwittergoogle_plus
Te lo cuento todo sobre mis viajes y aventuras
Y te llevas gratis las mejores checklists

Una vez te suscribas al blog recibirás todas las actualizaciones y las novedades en tu bandeja de entrada: ¡así de fácil y cómodo! Y además, al suscribirte, te regalo las mejores checklists para hacer las maletas.