Las mejores cervezas artesanales del mundo

Las mejores cervezas artesanales del mundo
Facebooktwittergoogle_plusinstagram

¡Hola, viajer@s!

¡Ya estamos de birreo otra vez! ¡Al lío! En el post anterior sobre las mejores cervezas clásicas del mundo acababa asombrándome de hasta qué punto la PUNK IPA me cambió la visión que tenía del mundo de la cerveza. Yo ya era tiquismiquis a la hora de pedir cerveza en el bar de debajo de casa, nunca me fue eso de “Ponme un tercio”. ¡No! Más bien: “Dime qué cervezas tienes y, aunque sean todas primas hermanas, la elijo yo…”

 

La fascinación

He de decir que a día de hoy la PUNK no es aquella cerveza de la que me enamoré, por varios motivos: el primero porque parece que hayan recortado en lúpulo muchísimo, y no tiene la potencia de hace unos años; porque me parece muy inestable, no tiene nada que ver la lata con la botella de 33 cl, ni la botella de 33 cl con la de 75 cl, y de barril te puedes beber desde una cerveza espectacular hasta una basura por la cual te sientes atracado de pagar su precio, y encima daña el nombre de Brewdog. Aconsejo beberla siempre en lata de 33 cl, le pega mil vueltas a cualquier otro formato, a no ser que vayáis a un pub oficial Brewdog, allí solo tienen material de primera. Aun así, y a pesar de todo esto, la PUNK IPA tiene una auténtica legión de seguidores, entre los que sin duda nos encontramos Débora y yo, y también mi suegra María Dolores que, allí donde va, pregunta si está “esa PUNK que me gusta tanto”.

Quizás otro de los factores que hayan influido en que no incluya a la PUNK entre mi top 20 de cervezas favoritas a día de hoy es haber entrado de lleno en este mundo de locura de las cervezas artesanales: el abanico es tan grande que cada trago te marca una tendencia a corto plazo.

Por suerte, en Castellón, los maestros cerveceros del Castelló Beer Factory han abierto los ojos a una ciudad muy clásica. Su variedad de cervezas elaboradas cada día es mejor, más aceptada y asimilada por los castellonenses: hemos pasado del “¿Quedamos para hacernos unas birras?” al “¿Nos hacemos unas Engendros?”.

La apertura del Lupulove ha revolucionado un poco el panorama local. Luego la gente seguirá bebiendo tercios, pero ya saben que hay una tal Sant Rock que se sale y que te pone fino rápidamente, que hay una tal Happy Hoppy que es muy amarga pero que está buenísima, o el “A mí déjame estar, ponme una Golden suavecita”… Y lo que más me gusta es cuando escuchas “Es que yo, si hablamos de lúpulos, soy más de citra que de mosaic”, ¡pero claaaroooo! ¡Eso es lo que quiero escuchar yo en mi ciudad!

Birreada épica con colegas en el Lupulove

Birreada épica con colegas en el Lupulove

Esto ha influido mucho en otros establecimientos a la hora de ampliar su selección cervecera de cara a un cliente cada vez más experto. Me gustaría hacer especial mención a mi gran amigo Martín, propietario del mítico santuario Pub Manowar, que va camino de cumplir 30 años a base de música heavy/rock, y cuya evolución en su carta cervecera es para quitarse el sombrero: PUNK IPA, Elvis Juice, Dead Pony Club, Jack Hammer o la ya desaparecida Hardcore IPA son las Brewdog que puedes consumir mientras escuchas a Iron Maiden o Judas Priest, todos los modelos de Castelló Beer Factory están a la venta, en una clara apuesta por los productos locales de calidad, y solo tienes que acercarte a la barra, levantar la cabeza y ver la variedad de cervezas belgas disponibles… ¡un lujazo!

Antes de encarar el Top 20 debo decir que hay estilos en los que aún no estoy puesto. Es una afición bastante cara y a veces el precio te tira para atrás a la hora innovar, y muchas veces vas sobre seguro o simplemente varías de marca y no de estilos. Las Gose, las Saison o las Lambic las tengo un poco apartadas, aunque sé que algún día llegará mi momento. Alguna me tomo, pero tampoco las acabo de entender, o simplemente creo que no están a la altura de las IPA, las Session IPA, las DIPA, las NEIPA, las Imperial Stout, las Smoked Porter, las Imperial Brown Ale, las Pale Ale, las APA, las Black IPA o las Triple IPA… ¡¡¡o las yo que sé!!! ¡Jajajajajaja!

Tabla degustación: un buen plan para un miércoles o un jueves cualquiera en el Lupulove

Tabla degustación: un buen plan para un miércoles o un jueves cualquiera en el Lupulove

Aquí va mi volátil Top 20, me gustaría saber dentro de 1 año cuantas repetirían…



 

Mis 20 cervezas artesanales favoritas (después de probar la Punk IPA)

Castelló Beer Factory – Happy Hoppy

Es mi cerveza del día a día, calidad precio inmejorable, aunque pienso debería ser más fácil de conseguir por toda la ciudad. He de decir que soy fan de todos los modelos del CBF, tanto de los que están en carta permanentemente, como de los experimentales o de temporada, pero es que esta IPA me flipa: tiene la personalidad de una Ale tradicional, la agresividad de sus 53 IBUs (lúpulos Colombus, Magnum, Cascade y Chinook), buen cuerpo, aromas florales y cítricos, intenso sabor con notas a caramelo y un color cobrizo. Con 5,9%, para mí y para muchos colegas ya es todo un clásico. Me gustaría añadir que la Engendro cada día está más buena y que mucha gente la prefiere. Sería una lástima no mencionarla porque es un birra excelente y ya de paso, como las confianzas dan asco, aprovecho mi oportunidad para mandar el mensaje de que queremos la MariHop todo el año, que si Andrés Montes levantase la cabeza y la catase se iría corriendo a Salinas y le diría: ¡¡¡QUÉ BIRRÓNNNNNN SALINAS!!!

Con el maestro cervecero Antonio de CBF bebiendo unas Happy Hoppy

Con el maestro cervecero Antonio de CBF bebiendo unas Happy Hoppy

 

Siren Craft Brew – Soundwave

Qué fácil es hacer así un top 20, ¿eh? La he probado varias veces en diferentes sitios y me parece una cerveza total. La última vez fue en Aviñón: Débora y yo decidimos dejarnos aconsejar por el tipo del pub y nos sirvió dos IPAs locales que nos terminamos a duras penas, ¡menudo desastre! Acto seguido aquí el menda pidió la Soundwave y me faltó decirle al colega del pub “¡Y déjate de bobadas!” Es una IPA West Coast, resinosa a rabiar, toques de mango, melocotón y mandarina, ligera de cuerpo y color dorado, 5,6%: una apuesta segura y una representante muy digna del estilo.

Homenaje a la IPA y a los quesos con una Soundwave y una Cannonball (Aviñón, 2017)

Homenaje a la IPA y a los quesos con una Soundwave y una Cannonball (Aviñón, 2017)

 

7 Fjell – Fløien IPA

La verdad es que he dudado mucho entre la Fløien y la Ulriken que es una Doble Ipa salvaje de la misma marca. Esta peña de 7 Fjell de Bergen llevan muy poquito tiempo y la verdad es que poco a poco se están abriendo camino. 7 Fjell quiere decir 7 montañas, que son las que rodean a la ciudad de Bergen, Fløien y Ulriken son dos de ellas. La Fløien es un birrón probado en nuestra luna de miel en Noruega, de color rojo cobrizo, bastante turbia de barril, con aromas de pino, pomelo y mango y cierto gusto a miel y caramelo, muy bien integrado con los 75 IBUs y sus 6,9%: seguro que dentro de poco empezaremos a ver más modelos de 7 Fjell por territorio nacional.

Pintazo de Floyen en el pub pagano Dagr (Bergen, 2017)

Pintazo de Floyen en el pub pagano Dagr (Bergen, 2017)

 

Beavertown – Gamma Ray

Un caso similar a la PUNK IPA: durante mucho tiempo Débora y yo hemos llamado a esta cerveza DIOS, y DIOS tiene hermanas pequeñas de la misma marca, como la 8 ball, la Lupuloid o la Neck Oil, pero la Gamma Ray siempre ha sido mi favorita. El problema es que los últimos lotes que hemos probado se nos han quedado cortos, ya que ha perdido aroma y potencia en la degustación. Esperemos que sea un aspecto circunstancial de la producción y que vuelva a ser ese referente dentro de las APA, además con un diseño de lata muy peculiar. Rubia dorada, increíblemente aromática, mucho mango y resina pura, 44 IBUs y 5,4%: esperemos que vuelva a ser lo que era y, si no, tendremos que montar una escapada los colegas al Festival de cerveza Beavertown Extravaganza de Londres y explicárselo a la buena gente de Beavertown.

La súper Gamma Ray de Beavertown en Lupulove

La súper Gamma Ray de Beavertown en Lupulove

 

Omnipollo – Selassie

Una cerveza de lo más espectacular, de lo mejorcito del mercado a precio terrenal (no voy a mencionar las Eclipse, las Westbrook o las AleSmith en este post porque no están a mi alcance). Omnipollo = Calidad suprema. Estos suecos solo sacan que pepinacos: la Arzachel SIPA, la Zodiac IPA, la Nebuchadnezzar IIPA o la Gose Bianca Mango Lassi son varios ejemplos de majestuosidad, pero la Imperial Stout Selassie es total. Elaborada con café de Etiopía y vainilla, aromas de café, tiramisú, dulce de leche, toffee, chocolate negro, y de gusto dulzón a más chocolate, café y vainilla, de color negro y textura cremosa, 11% totalmente integrados en lo que viene a ser una de las mejores Imperial Stout para mi gusto.

Se sale el Be Hoppy de Madrid: aquí con una Selassie de Onmipollo (Madrid, 2017)

Se sale el Be Hoppy de Madrid: aquí con una Selassie de Onmipollo (Madrid, 2017)

 

Founders – KBS

Ya que nos metemos en el mundo de los petrolacos, habrá que mencionar a este pedazo de plastilina líquida. También está elaborada con café y vainilla, madurada en barricas de Bourbon, y es Top 20 mundial según www.ratebeer.com. No lo he mencionado antes, pero las Imperial Stout son cervezas que para apreciarlas necesitan estar atemperadas: conviene sacarlas de la nevera al menos 30 minutos antes de su consumo; esto es necesario para poder sacarles los aromas y los matices que tienen escondidos, ya que el frío disimula mucho su potencial. La Kentucky Breakfast Stout o KBS es una cerveza negra, y aconsejo examinar bien de cerca la copa que deja, ya que la burbuja es perfecta. Chocolatera pero muy, muy cafetera, con los aromas a madera y bourbon muy marcados, con cierto picor en boca debido al Bourbon y a su alto contenido en alcohol: 11,2%. Tiene mucha fama y se paga cada botella, pero se la ha ganado a pulso, una cerveza legendaria. Aprovecho para darles las gracias a mis colegas Aarón, Ori, Irene y Sandra por conseguirme una taza de la KBS, ¡detallazo a lo bárbaro!

Uno de los grandes placeres de la vida, la KBS de Founders en su tazón

Uno de los grandes placeres de la vida, la KBS de Founders en su tazón

 

Bevog – Zo

Este verano hemos visitado Eslovenia y hemos flipado con la cultura de cerveza artesana que tienen allí: Reservoir Dogs, Human Fish, Tektonik, Zmajska, Pelicon, Feo, Mali Grad, Hopsbrew… Sabíamos de la existencia de la cervecera Bevog, que aunque fabriquen en Austria por motivos burocráticos, son eslovenos. Había probado en el Lupulove su Pale Ale llamada Tak y me gustó mucho y, una vez allí, también probamos la Rudeen (Black IPA) y la Black Blood, otra Black Ipa hecha a propósito para el festival Metaldays, que lleva remolacha y saca una copa roja que parece sangre. Esta birra estaba brutal pero, puestos a elegir, me quedo con la Zo, una Session Ipa muy tropical, con melón y fruta de la pasión, pero a la vez bastante cítrica, con mucho cuerpo debido a la harina de avena, 4,3%. Hay que destacar de Bevog sus diseños; son una pasada, como sacados de ilustraciones de literatura fantástica o cuentos de hadas… me cae bien esta gente.

Zo, Tak y Lupuloid: en mi casa solo se bebe cosa fina

Zo, Tak y Lupuloid: en mi casa solo se bebe cosa fina

 

Brewdog – Elvis Juice

No he metido la PUNK IPA, y podría haber colado cualquier Brewdog en mi top 20: la Dead Pony Club, la Jack Hammer, la Black Hammer, la Hardcore IPA, la Hop Fiction, la Black Heart, la Tokyo… pero me he decantado por el pomelo de la Elvis Juice. Esta IPA es muy top: ni es zumo como otras IPAs de pomelo ni es tan agresiva como la DIPA de 18th Street / Mikkeller – Grapefruit Dead, que es un pepinaco. Y es que a mí me mola la Elvis, qué le vamos a hacer. Ese toque de malta caramelo combinado con el exceso de pomelo es total, 40 IBUs, 6,5%, muy lograda: beberla de barril es algo obligado en esta vida.

Una Elvis Juice y una Punk IPA en el Brewdog Pub de Camden (Londres, 2016)

Una Elvis Juice y una Punk IPA en el Brewdog Pub de Camden (Londres, 2016)

 

Flying Dog – Snake dog

Débora odia esta birra y no lo entiendo porque a mí me flipa este birrón. La probé por primera vez en el Sonora de Barcelona antes de un concierto en Razzmatazz y me flipó. Nos bebimos unas cuantas y a la hora de pagar resulta que estaban de oferta a 3,5 euros o así, ¡y al día siguiente teníamos otro concierto! ¡¡¡Yiiijjaaa!!! Creo que se acabó la oferta y la birra… Es una West Coast IPA, no es la típica IPA resinosa, es bastante maltosa, con bastante cuerpo, notas de caramelo, moscatel y galleta, bastante aroma a pino, de color anaranjado y con 7,1%: cuando me la pido suele ser el paso anterior a que caiga una Imperial Stout.

Dándole caña a la Snake Dog de Flying Dog en el Sonora (Barcelona, 2016)

Dándole caña a la Snake Dog de Flying Dog en el Sonora (Barcelona, 2016)

 

Stone – Ruination

Sin lugar a dudas una de mis favoritas: en Castellón seguro que más de uno me conoce como el pesado de la Ruination. Para mí esta birra tiene todo lo que necesito para ser feliz. Como pone en la lata, es “A liquid poem to the glory of the hop”. No he probado nada de Stone de California, aunque la verdad es que en la cata de petrolacos que montó Alberto, (¡¡¡Alberto, cuánto sabes de birras!!!) con la peña del Lupulove, puede ser que la Russian Imperial Stout hubiese cruzado el charco… Todo lo que llega es de Berlín, y la gente echa pestes del material de Stone que llega de esta sucursal. Pues oye, a mí me mola bastante todo lo de Stone Berlín. Esta Ruination es una DIPA, resinosa, muy olorosa, con notas de miel y, sobre todo, de fruta con hueso madura, muy madura. En realidad, ¡menudo cogollazo de aroma! De color amarillo enfermizo y gusto amargo pero con un final cítrico, 100 IBUs y 8,5% bien integrados pero que tampoco pretenden engañarte. A día de hoy, una de mis cervezas más top, y en el Lupulove siempre está disponible, lo cual aporta seguridad a mi vida personal.

Siempre disponible la Ruination de Stone en el Lupulove

Siempre disponible la Ruination de Stone en el Lupulove

 

Lervig – Perler for Svin

Probada de barril recién sacada de fábrica en la grandísima cervecería Henrik Øl & Vinstove de Bergen… ¡la mare de Déu del Lledó! No la he vuelto a ver desde entonces, pero corren rumores de que la van a enlatar. Durante mi estancia en Bergen y Stavanger probé muchos modelos de Lervig y esta es la mejor de calle. Es una Juicy IPA, muy parecida a las Neipa pero más afrutada. Según la descripción, lleva lúpulos Mosaic, Simcoe y Azacca, los dos primeros los identifico y son de mis favoritos junto el Citra; el Azacca no lo tengo tan calado, pero la mayoría de cervezas que me parecen súper top lo llevan. No soy elaborador de cerveza, pero Azacca + Simcoe + Mosaic = Pepinaco, eso es así. Esta Perler for Svin es muy tropical, frutal y cítrica, 6,3%: un zumito muy vicioso.

¡Qué gran zumo la Perler for Svin de Lervig!

¡Qué gran zumo la Perler for Svin de Lervig!

 

Brewdog VS Cloudwater – V2

El último bombazo, la cerveza que ha causado la psicosis en Castellón entre los fricardos cerveceros. Esta colaboración entre Brewdog, de los cuales ya os he hablado, y Cloudwater, que son unos enfermos de las Imperial IPA con muy buena prensa, es total: IMPERIAL NEIPA, ¡un maldito show! ¡Una locura! ¡¡¡Cogollazo!!! Aromas a naranja, pino, melocotón y albaricoque, con 30 IBUs, de gusto inmejorable a melocotón, mandarina y caramelo, muy densa, con mucho cuerpo, 8,5%: esperando a que saquen la V3 y ojalá sigan elaborándola para siempre.

Mi colección de V2: ¿se puede ser más feliz?

Mi colección de V2: ¿se puede ser más feliz?

 

Oppigards – New Sweden IPA

Otra cerveza enfermiza que me quedé sin probar en el Lupulove gracias al recelo de los colegas, aunque, la verdad, quién soy yo para hablar de recelo… La vi en Mahón en el Birra O’Clock y volaron todas las unidades de una sentada, ¡impresionante! New Sweden IPA, muy turbia. Como las NEIPA East Coast, lleva avena y trigo, que le dan una pasada de cuerpo con un color dorado. De aroma muy canábico y gusto tropical, 6,2%: para ser una cerveza sueca es muy asequible económicamente y está de bellotas.

Buenísima la New Sweden IPA de Oppigards

Buenísima la New Sweden IPA de Oppigards

 

Nickel Brook – Malevolent Black Imperial IPA

Peligro. Eso es lo primero que piensas cuando ves el diseño de la lata de 50 cl. Ese luchador enmascarado de lucha libre saltando ya te da qué pensar, y cuando le ves los 90 IBUs y los 9,5% sabes que te va tocar pegarte con este petrolaco y que solo puede quedar uno. De color casi negra con la copa marrón, lupulizada con moderación, torrefacta y con bastante licor en boca, una cerveza compleja y agresiva. Ideal para despedir el día de cañas y salir a hombros: un clasicazo del Lupulove.

Entrando en trance con la Malevolent de Nickel Brook

Entrando en trance con la Malevolent de Nickel Brook

 

Mikkeller – Beer Geek Breakfast

Pura clase. En mi opinión, la mejor Stout del mundo y para Ratebeer, también. Aún no había puesto nada de Mikkeller, ¡menudo pecado! Elaborada en Stavanger, en las instalaciones de Lervig, se trata de una cerveza muy sofisticada, de aroma cafetero y chocolatero a piñón y con una cantidad inmensa de notas al gusto, que incluye obviamente las del aroma, pero también un ligero toque ahumado, a licor, azúcar moreno, quizás también a plátano y un toque muy sutil de lúpulo, con una textura cremosa y suave. Una delicia de birra, 7,5% rozando la Imperial Stout, difícil de ver: no dudéis en probarla si la encontráis (disponible en el Beer Attack) es de esas birras que te marcan.

Impresionante la Mikkeller Beer Geek Breakfast en el Sir William's Pub de Liubliana (Eslovenia, 2017)

Impresionante la Mikkeller Beer Geek Breakfast en el Sir William’s Pub de Liubliana (Eslovenia, 2017)

 

Brewski – Passion Feber

Si no estás metido en el mundillo, lo último que harías es pedirte algo de Brewski: entre la botella que parece un jarabe para la tos, los dibujitos de las etiquetas que parece que los haya hecho un chaval de parvulitos y que te cuesta 6 pavos una birra, piensas “Se la va a pillar Rita”. Pues… ¡ERROR! Brewski son totales, elaboran añadiendo lactosa, lo que le da una textura sedosa y un color único a sus IPAs y DIPAs, Imperial Stouts, Baltic Porters, etc. Son una apuesta segura en cuanto a las versiones frutales, las negras flojean un poco más. He elegido la IPA de fruta de la pasión porque me parece muy fina, de aroma a fruta exótica bastante exagerado, y de gusto muy marcado a piña, mango, naranja, quizá alguna ligera nota a jengibre en ese regusto final tan lupulizado, 7% totalmente integrados. Muy recomendables todas las variedades de la línea de frutales de Brewski: además de la Passion Feber están la Pango, la de piña, la de melocotón… La Mango, la Conan y la Barbarian son sus versiones dobles, por si quieres más traca.

Escuchando música y haciendo planes con una Passion Feber IPA de Brewski en mano

Escuchando música y haciendo planes con una Passion Feber IPA de Brewski en mano

 

Mikkeller – 19

Me parece un crimen llenar este post de Ipazos y que Mikkeller no tenga representación, y mirad qué rápido lo soluciono. Solo os voy a decir que es de color cobre y que tiene 6,8% de alcohol. Solo me queda añadir que se llama 19 porque tiene esa cantidad de lúpulos, así que me voy al Ratebeer y os hago un copia y pega de la composición: Simcoe 17,14%, Citra 15,72%, Amarillo 14,29%, Sorachi Ace 10,71%, Bravo 6,79%, Colombus 6,79%, Cluster 4,64%, Warrior 4,64%, Cascade 3,57%, Centennial 3,57%, Palisade 2,86%, Challenger 1,43%, Galena 1,43%, Magnum 1,43%, Mt Hood 1,43%, Tettnanger 1,43%, Nugget 0,71%, Super Galena 0,71%, Williamette 0,71%.

Probadla.

Mikkeller 19, lúpulo en vena

Mikkeller 19, lúpulo en vena

 

Mike Hess – 8 West Orange Honey Wheat

Cambio de palo, para que no digáis que todo es amargor, vamos a endulzar el post. Mi pasión por la miel en la cerveza hace que no se me escape ninguna birra en la que aparezca el dichoso Honey. Pues esta está cojonuda: es una cerveza de trigo con un cuerpo muy ligero y no muy aromática, pero que bien atemperada, en boca tiene mucha chicha: flores, naranja, cilantro y miel, 5,8%. Como nota curiosa os puedo contar que la lata de 50 cl se abre toda la parte superior e inmediatamente tu lata se convierte en vaso, ¡mola!

Dulce y especiada, muy buena la 8 West Orange Honey Wheat de Mike Hess

Dulce y especiada, muy buena la 8 West Orange Honey Wheat de Mike Hess

 

Montseny – Mala Vida Chili

Antes de hablar de este trallazo quería decir que aquí mi idea era poner la Mr. Petroli de Guineu, o la Macchiato, o incluso la WIPA de Yuzu, todas de Guineu, pero les escribí este verano un par de veces porque me venía de camino pasar por su fábrica y comprarme una cajita de cervezas y nunca me contestaron, ¡detalle muy feo por parte de Guineu! Así que, ale.

Maestros en el arte de la birra negra y alcohólica, Montseny elabora una Imperial Stout de manual muy buena, la Mala Vida, y luego juegan con ella: la pasan por barrica de Bourbon o de Brandy o, en este caso concreto, le añaden 2 chilis americanos. Para los que no estéis en esta secta de las cervezas artesanales y os pidáis un tercio en el bar de normal, podéis llegar a pensar que estoy bobo o loco, pero que sepáis que el uso de guindillas en las cervezas negras fuertes es bastante habitual, y bien integrado es maravilloso. Esta Imperial Stout es un ejemplo de elegancia: café, chocolate negro, frutos secos, ciruela, cierto toque ahumado y el elemento clave, el chili picante, muy bien integrado, en su justa medida, 11%: una cosa más que probar en esta vida.

Espectacular la Mala Vida Chili de Montseny

Espectacular la Mala Vida Chili de Montseny



GIF generica vuelo 728x90

 

Dougall’s – IPA 8

A ver si adivináis con qué estilo de cerveza acabo mi top 20… redoble de tambores…… ¡con una IPA! ¡¡¡Sorpresa!!! Dougall’s a nivel nacional son de lo mejor, las 942 IPA y PA, la Happy Otter, la Imperial Stout 10th anniversary, la IPA 4, la Invierno son birras cojonudas. ¡Ah! Y la IPA 6 vuelve a estar disponible, y aún no la he probado. Estos cántabros saben lo que se hacen. Para no confundir la IPA 8 con la IPA 4, cuyas botellas son idénticas excepto por el color, pensad en verde, la de la etiqueta verde mola más (sin menospreciar la 4, ni mucho menos, que es otro birrón). 65 IBUs, muy herbácea y resinosa, de cuerpo ligero, media/alta carbonatación y dorada tirando a cristalina, 6%, con un precio muy asequible: todo un referente en el panorama nacional.

En casa de tranquis con una IPA 8 de Dougall's

En casa de tranquis con una IPA 8 de Dougall’s

 

Hasta aquí mi tostón sobre cervezas que a día de hoy me quitan el sueño. Como siempre, me dejo mil en el tintero; una lástima no incluir la Imparable de Basqueland; la Soup y la Brisket de Garage, pero es que acabo de probarlas como aquel que dice (y aun así, si no tuviese ya escrito el post, las incluiría, SÍ O SÍ); o las RockMill polacas, espero que estás empiecen a llegar pero ya. También me dejo fuera a La Pirata, Oskar Blues, Naparbier, Magic Rock, Flying Monkeys, Pohjala, Stigbergets, Arriaca, Althaia, Olañeta, Nómada, Espiga, Brew By Numbers, Mad Brewing, De Molen, Reptilian, Amager, Zeta, Moor, H2 Ol, To Øl, Nøgne Ø, La Cabra, Anchor, Laugar…

¡Una locura! Quién me iba a decir que una cerveza, una sola f****** beer me iba a abrir este mundo tan apasionante: bendito día en el que probé la PUNK IPA y decidí meterme en Google a ver qué estaba pasando por mi garganta…

Tengo la suerte de que Débora comparta mi afición, de que Antonio, Xuso y Victor de Castelló Beer Factory elaboren en mi ciudad cerveza de tantísima calidad y también quiero agradecer a los colegas la paciencia que tienen por aguantar mis chapas sobre birras…

Y por último, para acabar, solo quiero añadir una cosa: esto acaba de empezar.

Dos tablas de degustación en El Sainete (Madrid, 2017)

Dos tablas de degustación en El Sainete (Madrid, 2017)

Facebooktwittergoogle_plus
Te lo cuento todo sobre mis viajes y aventuras
Y te llevas gratis las mejores checklists

Una vez te suscribas al blog recibirás todas las actualizaciones y las novedades en tu bandeja de entrada: ¡así de fácil y cómodo! Y además, al suscribirte, te regalo las mejores checklists para hacer las maletas.