Descubriendo Morella, uno de los pueblos más bonitos de España – #BlogtripMorella con la CVTB

ID BlogtripMorella
Facebooktwittergoogle_plusinstagram

¡Hola, viajer@s!

Hoy vengo a hablaros de Morella, un precioso pueblo de la provincia de Castellón en el que parece que el tiempo se haya detenido. A pesar de que ya había estado un par de veces, he agradecido mucho volver a descubrirlo y conocerlo más en profundidad, y por ello debo agradecer tanto a la Oficina de Turismo de Morella como a la Comunitat Valenciana Travel Bloggers (CVTB), ya que esta visita fue en realidad un blogtrip organizado para los socios de CVTB por parte de la Oficina de Turismo de la villa, al que asistimos alrededor de 30 personas. Este fue mi segundo blogtrip con la asociación, y el primero fue, como algunos recordaréis, a otro de los pueblos más bonitos de la provincia de Castellón: Peñíscola, que también recomiendo encarecidamente.

 

¿Cómo es Morella?

Morella, con una población de unas 2500 personas, está situada al norte de la provincia de Castellón, en pleno Maestrazgo, más concretamente en la comarca de Els Ports. Aparece ante el atónito visitante coronada por su imponente castillo y rodeada de la magia que le otorgan los dos kilómetros de muralla que la bordean, unidos por 16 torres, a más de mil metros de altitud.

Morella sorprende por dentro y por fuera: si desde lejos su perfil ya nos fascina, adentrarse por cualquiera de sus seis portales y recorrer sus calles es iniciar un viaje por la época medieval.

Vistas del castillo desde uno de los parkings, fuera de las murallas

Vistas del castillo desde uno de los parkings, fuera de las murallas

Este pueblo es, sin duda, uno de los más bonitos de la provincia de Castellón, de la Comunidad Valenciana y, si hacemos caso a Ferrero Rocher, de España. ¿Por qué digo esto? Pues porque en 2015, con motivo de la celebración del 25 aniversario de la marca, Ferrero Rocher lanzó un concurso para elegir el “pueblo más bello y bueno” de España, que ganó la preciosa Morella. La empresa obsequió al municipio con una espectacular iluminación navideña que, en estas fechas, hace que Morella sea un lugar aún más mágico de lo que ya es habitualmente. Pero ya volveremos a hablar sobre este tema más adelante 😜 .

Morella pertenece, de hecho, a la asociación Los pueblos más bonitos de España.

 

10 cosas imprescindibles que hacer en Morella

1. Visitar el casco antiguo

Al acceder por cualquiera de las puertas de la ciudad, no tardaréis en entrar de lleno en modo medieval. Todo, absolutamente todo lo que veáis os va a hacer retroceder varios siglos en el tiempo y os va a maravillar por su belleza y autenticidad. Destaca sobre todas la calle Blasco de Alagón, toda porticada, que alberga bajo sus arcadas infinidad de comercios de todo tipo: cafeterías, restaurantes, pastelerías, tiendas de embutidos, artesanía o souvenirs…Bajo estas mismas arcadas se celebra cada domingo por la mañana un mercado; se trata de una tradición con origen en el S. XIII, cuando el mismísimo rey Jaime I concedió a los comerciantes el privilegio de realizar sus transacciones sin tener que pagar impuestos.

La bonita calle Blasco de Alagón, con sus pórticos

La bonita calle Blasco de Alagón, con sus pórticos

Recorrer esta calle es una auténtica delicia, y se trata de una experiencia a la vez tan sencilla y tan sumamente agradable que te hace maravillarte de los pequeños placeres de la vida como este: simplemente pasear por una calle bonita.

Aparte, en el casco antiguo encontraremos multitud de callejuelas, cuestecitas, escalinatas y casas solariegas, e incluso una pequeña judería. Los bonitos comercios que adornan todas estas calles merecen una mención especial: todos tienen un aspecto antiguo, entrañable y encantador. ¡Apetece entrar en todos! En definitiva, perderos por el pequeño casco antiguo de Morella y comprobar con vuestros propios ojos cómo parece haberse detenido el tiempo en este asombroso municipio es algo que debéis, tenéis y querréis hacer.

Comercios encantadores que te vas encontrando por el casco antiguo

Comercios encantadores que te vas encontrando por el casco antiguo

2. Visitar el Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Morella (Calle Segura Barreda 28), del S. XIV, es un bonito ejemplo de arquitectura gótica civil. La construcción integra espacios tan interesantes y atractivos como La Lonja y las salas góticas del Consell y de la Corte de Justicia.

Nosotros, como parte del blogtrip, tuvimos la suerte de celebrar una recepción en el Ayuntamiento con el concejal de Turismo, Jorge García, y con el historiador de Morella, que nos fue explicando todos los datos históricos, arquitectónicos y culturales en relación con las espléndidas salas góticas del Ayuntamiento. En una de ellas pudimos ver también la “Creu del Terme” o “Peiró” original de Morella, una bonita cruz de piedra tallada del S. XV.

Las salas góticas del ayuntamiento con la Creu del Terme

Las salas góticas del ayuntamiento con la Creu del Terme

En la entrada del imponente edificio del Ayuntamiento encontramos también a los gigantes de la ciudad. Son dos parejas de gigantes, una pareja cristiana (Artal y Rosella) y una pareja árabe (Seidia y Abu Sa’id); esto hace referencia a un hecho histórico: la conquista de Morella a los árabes por parte de Blasco de Alagón, a las órdenes de Jaime I, fue pacífica, es decir, no se libraron batallas de ningún tipo para reconquistar el municipio, sino que se acordó la conquista a base de concesiones. A este acontecimiento siguió una larga temporada de convivencia pacífica entre las dos razas que coexistían dentro de las murallas de la ciudad. Me parece un detalle precioso recordar la convivencia pacífica entre las diferentes razas, especialmente en los tiempos que corren, y más especialmente aún reflejando estos valores de tolerancia en unos elementos que tanto llaman la atención de los niños, como son los gigantes, ya que de este modo los pequeños pueden aprender dichos valores desde bien jovencitos.

Las dos parejas de gigantes de Morella

Las dos parejas de gigantes de Morella

3. Explorar el Convento de San Francisco

Este convento gótico, que data del S. XIII, marca el acceso al castillo. Básicamente, en este conjunto monástico se distinguen tres partes:

  • El Claustro – ¿Qué tendrán los claustros que me encantan tantísimo? Bien, pues este no es una excepción. El claustro es el elemento más antiguo del convento. Tiene una planta irregular, y ha perdido la techumbre que cubría sus pandas. Presenta una decoración muy sobria, pero a pesar de ser sencillo, no deja de ser precioso y de transmitir esa paz que emanan todos los claustros.
El pequeño claustro del convento franciscano

El pequeño claustro del convento franciscano

  • La iglesiaEs una construcción característica del gótico mediterráneo que data del S. XIV y que muestra la belleza y sencillez del gótico original. Está formada por una nave única, con capillas laterales y originalmente estaba cubierta por una estructura de madera, conforme al ideal franciscano. Cuando nosotros lo visitamos, albergaba una exposición de “Creus del Terme”. Se trata de un espacio amplio, atractivo y bastante luminoso que bien se merece una visita.
El interior de la iglesia franciscana

El interior de la iglesia franciscana

  • La sala capitular o “De Profundis” – Se comunica con el claustro mediante un gran arco flanqueado por dos ventanales con parejas de columnillas en el centro. El elemento más destacado son las extraordinarias pinturas realizadas al fresco del siglo XV, que representan el Árbol de la Vida y la Danza de la Muerte, y que han sido recientemente restauradas. Esta representación de la Danza de la Muerte es una de las muestras más antiguas del arte macabro español, donde se unen la nobleza, el clero y el pueblo llano en torno a la muerte.
La Danza de la Muerte

La Danza de la Muerte

 

4. Subir al castillo

El castillo de Morella es, sin duda, el elemento que más llama la atención desde el primer momento. El castillo, que domina un océano de montañas, ha sido una de las fortalezas más imponentes del Mediterráneo. El paso de numerosas civilizaciones ha dejado su huella en esta impresionante construcción habitada ininterrumpidamente desde el III milenio antes de Cristo.

La fortaleza militar, construida aprovechando la roca natural, debe su importancia y encanto a esta situación privilegiada. Su construcción ha hecho de él un lugar estratégico de primer orden, una fortaleza inexpugnable que ha permitido el dominio y el control del paso natural del interior a la costa. La construcción actual consta de una fortificación del siglo XIII de arquitectura islámica con reformas posteriores de arquitectura medieval. Cada piedra encierra historias, leyendas, alianzas y conflictos. Los salones y el patio de armas han sido escenario de las batallas de El Cid Campeador, testigo de contiendas como la Guerra de Sucesión y eje de gran importancia en las guerras Carlistas.

El castillo de Morella encaramado a la roca

El castillo de Morella encaramado a la roca

El Castillo también ha sido testigo del paso de personajes muy importantes para la historia: Abderramán III, el Cid, el rey Jaime I, el rey Fernando de Antequera, el Papa Luna, San Vicente Ferrer, el príncipe de Viana y el general Cabrera: sus acciones y sus palabras forman parte de la historia de Morella.

Los bloggers de la Comunidad Valenciana, aunque no somos tan famosos ni tan conocidos como los personajes que acabo de mencionar, también subimos a la cima del castillo, aún a riesgo de salir volando en el intento: ¡menudo viento hacía! Mira que nos lo advirtieron, que no hacía día para subir, pero los viajeros empedernidos somos así: ¡no podíamos dejar pasar la oportunidad de subir al castillo! Pero, ¿conocéis esa sensación de viento tan fuerte que te deja suspendida en mitad del paso y no puedes avanzar? Pues toda la subida al castillo fue más o menos así…

Uno de los cañones del castillo, amenazante sobre la comarca

Uno de los cañones del castillo, amenazante sobre la comarca

5. Deleitarse con las vistas desde lo alto del castillo

Con una altura de 1070 metros, la plaza de armas del castillo es un punto ventajoso desde el cual se puede distinguir toda la comarca de Els Ports. Si bajamos la vista, podremos ver el pueblo de Morella a nuestros pies, todo un entramado de callecitas bordeados por el tono rojizo de los tejados de las casas. También veremos el convento franciscano del que acabamos de hablar, esta vez desde una perspectiva diferente.

Morella vista desde el castillo

Morella vista desde el castillo

Si miramos un poco más lejos, podremos ver también el acueducto. Esta bella construcción, de 1318, conserva la sencillez del gótico, y es una destacada obra hidráulica. Se conservan dos tramos que nos enseñan cómo en tiempos medievales se transportaba el agua para abastecer a la población morellana. Los restos de este acueducto se hallan en un paraje con vistas impresionantes de la comarca de Els Ports.

Vistas del acueducto desde el castillo

Vistas del acueducto desde el castillo

Y estas vistas fueron nuestra recompensa al esfuerzo de subir al castillo y al hecho de jugarnos el tipo en el intento. ¡Valió la pena!

Vistas de la comarca desde el castillo

Vistas de la comarca desde el castillo

6. Palacio del Gobernador

El castillo de Morella ofrece también una interesante visita que nos llevará hasta los orígenes de su historia. Este palacio está construido aprovechando el interior de una cueva, en la que se encontraron vestigios neolíticos; en la actualidad alberga la exposición “El Castillo, una historia de futuro”, donde un viaje al pasado nos traerá de vuelta al presente y nos proyectará hacia el futuro del castillo, todo ello a través de hechos relacionados con personajes históricos.

La exposición del Palacio del Gobernador, dentro de la cueva

La exposición del Palacio del Gobernador, dentro de la cueva

La utilización de la cueva para la construcción del palacio es realmente curiosa y original y, para nosotros, con el frío y el viento que hacía en Morella y, en concreto, en la cima del castillo, cobijarnos en esta impactante cueva reconvertida en sala de exposiciones supuso un gran alivio.

7. Alucinar con la Iglesia Arciprestal de Santa María la Mayor

Cuando vas a visitar la iglesia de un pequeño pueblo de 2500 habitantes no esperas encontrar gran cosa o, como mínimo, no esperas encontrar la barbaridad, en el buen sentido de la palabra, que es esta iglesia.

Exterior de la iglesia Santa María la Mayor

Exterior de la iglesia Santa María la Mayor

El exterior ya promete, ya que ofrece un aspecto bastante imponente. La iglesia, que fue construida entre 1265 y 1343 en los estilos gótico valenciano y renacentista, presenta un rasgo bastante curioso nada más verla, y es que tiene las dos puertas en la misma fachada: la Puerta de los Apóstoles, con una puerta de madera y clavos de estilo mudéjar, de mayor tamaño y utilizada únicamente en ocasiones y celebraciones especiales; y la Puerta de las Vírgenes, más pequeña y de uso cotidiano. Ambas portadas están hermosamente ornamentadas, la primera con una imagen de la virgen con el niño en el parteluz y con escenas de la infancia de Jesús y la coronación de la virgen en el tímpano; la segunda con la representación de las vírgenes y los mártires más veneradas en la Edad Media, presididas por Santa Úrsula.

Os dejo aquí abajo una presentación de fotos  del exterior de la iglesia por la que podéis ir avanzando. Las he puesto en este formato, que no suelo utilizar, porque hay bastantes fotos, muchas con detalles, y si las pongo como fotos sueltas, ocuparían mucho espacio en el post. Así se pueden seguir viendo y pasar de una a otra sin que este post parezca un collage de fotos más que otra cosa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya en el interior, hay varios elementos destacables:

  • la escalera de caracol que sube al coro, toda ornamentada y colorida con escenas del nacimiento del Jesucristo y de los Reyes Magos, así como la genealogía de Jesucristo
  • el coro en sí, cuya parte posterior, el trascoro, está decorado con escenas del Juicio Final
  • el órgano, que fue de lo que más alucinados nos dejó, ya que tuvimos la suerte de que el organista nos recibiese, nos explicase, nos dejase explorar el órgano por dentro y, como broche final, nos tocase varias piezas variando los diferentes sonidos que es capaz de emitir el órgano por sus casi 4000 tubos. Sip, lo habéis leído bien: casi 4000 tubos. No solo se trata de un elemento realmente interesante por todo lo que os he contado, sino que además en increíblemente hermoso: data de 1719, tiene una fachada barroca, dorada y policromada y es realmente imponente de ver, con sus tubos y más tubos brillantes de todos los tamaños y tipos.
  • el altar mayor, con su grandioso retablo de estilo barroco churrigueresco, dorado y con pinturas, en el que se representan la Asunción, la Adoración de los Reyes Magos y la celebración de la primera misa en Morella después de la Reconquista, entre otras escenas.
  • otros elementos, como los coloristas rosetones, algunos de ellos todavía originales, o las preciosas ventanas góticas cubiertas de alabastro translúcido, es decir, una especie de mármol que cubre las ventanas y que está cortado tan fino que deja pasar la luz.

Aquí os vuelvo a dejar otra presentación, esta vez con detalles del interior de la iglesia:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La iglesia alberga también un pequeño museo, el Museo Arciprestal, con destacadas obras de pintura y orfebrería religiosa. Se visita conjuntamente con la entrada a la iglesia.

En resumen, resultó ser una visita enormemente interesante y, por qué no decirlo, sorprendente: al entrar en la iglesia de un pequeño pueblo no esperas encontrar tal riqueza y tal belleza, y muchísimo menos, un órgano de varios siglos de antigüedad y de estas características. La Iglesia Arciprestal de Santa María la Mayor es una parada obligatoria para todas aquellas personas a las que les interese mínimamente el arte.

8. Recorrer sus murallas

Morella es una ciudad totalmente amurallada. Eso ya es un plus, ¿verdad? Estamos hablando ni más ni menos de 2 kilómetros de muralla, en los que encontraremos 6 puertas y 10 torres, algunas de las cuales ahora albergan diferentes museos.

Las diferentes puertas, a cual más espectacular, son la puerta de San Miguel; la de San Mateo; la de Forcall; la puerta del Rey, por donde entró el rey Jaime I a Morella; la Puerta Ferrisa, escenario de la entrada del caballero Blasco de Alagón cuando tomó la ciudad a los musulmanes; y la Puerta de la Nevera, situada cerca de la antigua nevera o pozo de nieve. Las murallas están formadas por muros de entre 10 y 15 metros de altura con un impresionante espesor de 2 metros.

También se pueden visitar las Torres de San Miguel: estas torres gemelas, de base octogonal y construidas en el S. XIV, forman parte de la puerta principal de la ciudad. Tienen todo el encanto de una torre medieval y, desde ellas, se puede disfrutar de las mejores vistas recorriendo un tramo del paseo de ronda de la muralla.

Estas murallas que rodean toda la ciudad, junto con el Castillo como guinda del pastel, le dan a Morella su reconocible forma y perfil.



9. Visitar el museo Temps de Dinosaures

Por falta de tiempo, nosotros no llegamos a ir a este museo, pero sí que nos lo mencionaron e, investigando por ahí, me ha parecido que valía la pena incluirlo en la lista, ya que pienso que puede ser una visita interesante, sobre todo si vais con niños. Os copio a continuación la descripción que aparece en la web de la Oficina de Turismo para que sepáis de qué va el tema:

Morella y Els Ports es tierra de estratos que se formaron entre el Jurásico Superior y el Cretácico Inferior, hace entre 146 y 98 millones de años. El agua cubría estos valles que han dejado abundantes y valiosos restos de fauna marina y algas calcáreas. En el Cretácico, en el término de Morella, la evolución origina la formación de arcillas, una característica que ha permitido la presencia de numerosos restos de dinosaurios. Desde hace décadas los paleontólogos han ido explorando y descubriendo estos tesoros, huesos de dinosaurios, destacando la especie más hallada y estudiada, el Iguanodon. En este museo podemos disfrutar con una reproducción a escala real de este imponente animal que habitó en estas tierras. Junto al Iguanodon, Morella posee mucha más riqueza paleontológica, desde terópodos carnívoros hasta enormes herbívoros, ornitópodos y acorazados. El Museo Temps de Dinosaures es un viaje al centro de la tierra, donde grandes y pequeños recorren el apasionante mundo de la geología y la paleontología a través de la colección de fósiles del Cretácico.

Suena interesante, ¿verdad? ¡A la próxima visita a Morella no me lo pierdo!

10. Probar la gastronomía morellana, por ejemplo, en el Hotel Restaurante Rey Don Jaime

Morella tiene una gastronomía típica envidiable… ¡aquí tienen de todo! Por ello, es pecado irse de Morella sin probar algunas de sus especialidades, de las que hablaré más adelante.

Un lugar estupendo para hacerlo es el Hotel Restaurante Rey Don Jaime, donde comimos nosotros durante nuestro blogtrip. Está ubicado en pleno centro de Morella, el local es de lo más acogedor, chimenea de leña incluida, y la comida… hmmm… ¡qué buena y que reconfortante con el frío que hacía!

Yo probé dos de los platos más típicos: la sopa morellana con buñuelos y la collà o cuajada, que es diferente a la de otros sitios porque ya es dulce de por sí y no hace falta añadirle miel ni nada más: está perfecta (¡y deliciosa!) tal y como te la sirven.

BONUS – 11. Ruta por los mejores miradores

Si bordeáis la ciudad por fuera de las murallas recorriendo el cinturón de carreteras que la envuelven, encontraréis diversos puntos estratégicos desde donde fotografiar a esta elegante y enigmática señora que es Morella. Tanto de día como de noche, no os defraudará: es fotogénica a rabiar.

 

Actividades al aire libre

Fuera de las murallas de Morella también su pueden hacer un montón de cosas: toda la comarca se presta a hacer actividades al aire libre y a practicar el turismo activo.

Parque de aventura Saltapins

Dentro del complejo de la Fábrica Giner, a 5 minutos en coche de las murallas de Morella, se encuentra este divertido parque de aventuras que visitamos como parte del blogtrip.

Yo nunca había estado en un parque de aventuras, y tampoco le di mucha importancia cuando lo vi en el programa del blogtrip, pero una vez llegué allí y vi todo el percal, me empecé a poner nerviosa y a temer por mi vida. Bueno, vale, estoy exagerando un poco, jajajaja. Pero la verdad es que no me di cuenta de lo que implicada eso de “parque de aventuras” hasta que llegué y vi ahí todas las estructuras montadas, y la verdad es que me entró bastante yuyu.

Se trata de un circuito con tirolinas, puentes tibetanos, puentes colgantes, lianas, etc. Es decir, son toda una serie de estructuras integradas en el bosque para ir pasando de un árbol a otro por las alturas. Pueden participar niños a partir de 6 años, y hay diferentes circuitos con distintos niveles de dificultad: la ruta más larga dura aproximadamente 2:15 h, y hay tirolinas de más de 100 metros de longitud y casi 20 metros de altura. Un consejo: si tienes vértigo, olvídate.

Obviamente, la seguridad es lo primero: te ponen arnés y casco y te explican cómo manejar los dos cables que llevas unidos al arnés para estar siempre atada al circuito y que la experiencia sea segura: el del mosquetón y el de la línea de vida. Es fácil, en serio: ningún problema.

A partir de ahí: ¡a disfrutar! Al principio iba muy acojonada y me notaba muy torpe, pero las pruebas del principio son muy fáciles y te sirven para ir cogiendo confianza, y al final ya vas a tope, ¡jejeje! Creo que no se me dio mal del todo y la verdad es que nos reímos muchísimo y lo pasamos pipa con todos los compañeros. Y, oye, una experiencia más y un miedo más del que me he deshecho: ¡a partir de ahora los parques de aventuras son bienvenidos en Travelling la vida loca! 😊



GIF generica vuelo 728x90

Rutas de senderismo

Alrededor de Morella hay toda una serie de rutas de senderismo homologadas de largo, medio y pequeño recorrido, en las que se puede combinar la naturaleza y la historia con el deporte y las actividades al aire libre.

En la web de la Oficina de Turismo especifican unas cuantas rutas que podéis consultar aquí. Hay archivos descargables de cada ruta con información práctica y técnica sobre cada sendero. Como veréis, hay algo para todos los públicos, para todos los gustos y para todas las capacidades físicas. El senderismo me parece una de las formas más bonitas, interesantes y divertidas de mantenerse en forma (Nota mental: ¡hay que practicarlo más, Débora!).

Morella singletracks

Morella singletracks es una asociación de aficionados a la bicicleta de montaña que ofrece rutas por la comarca de Morella. A continuación os dejo la información que tienen en su página web:

Ofrecemos rutas BTT, tanto de unas horas como de varias jornadas (travesí­as), desde un enfoque “all mountain” o enduro mtb, en su versión más deleitosa, y en un entorno excepcional.

La mayoría de estas rutas son auto-guiadas únicamente mediante receptor GPS, reduciendo así­ el impacto visual e incrementándose la intensidad de la experiencia en la naturaleza. El acceso a toda la información necesaria para disfrutar estas experiencias de mtb es totalmente gratuito. El principal sostén de nuestro proyecto es la central de reservas “Cases de Morella”. Pedimos a quienes deseen visitarnos que formalicen sus reservas de hotel o casa rural a través de “Cases de Morella”, garantizamos el precio mí­nimo, y con ello contribuiréis a mantener abiertos estos caminos y la recuperación de otros “Morella Singletracks”.

Así que ya lo sabéis, si sois unos locos de las bicis, seguro que Morella también os sorprende en este aspecto.

 

Fiestas y celebraciones

Como no podía ser de otra manera, Morella ofrece también un montón de fiestas y celebraciones interesantes, algunas de ellas realmente únicas. ¡Vamos a conocerlas!

Celebraciones anuales (entre otras)

  • San Juan, patrón de la ciudad (7 de enero)
  • Sant Antoni (fin de semana después del 17 de enero), patrón de los animales. Se enciende una gran hoguera para ahuyentar a los malos espíritus, según cuenta la leyenda.
  • Peregrinación al Santuario de la Virgen de Vallivana (primer fin de semana de mayo)
  • Inauguración de la iluminación navideña (primer fin de semana de diciembre)

 

Y precisamente de esta última os quería hablar más en profundidad. El #BlogtripMorella en el que participamos se celebró precisamente durante el primer fin de semana de diciembre para que pudiésemos presenciar la inauguración de la iluminación navideña de la que ya he hablado al principio del post, con la que Ferrero Rocher obsequió a la ciudad al ganar el concurso del pueblo más bello y bueno de España en 2015.

El viernes día 1 de diciembre, a las 20:15 de la tarde, con un frío de la muerte, empezó esta celebración tan especial, que tiene el lema “Morella torna a brillar” (Morella vuelve a brillar). El recorrido empieza en la Iglesia San Miguel, desde donde parte el grupo de batucada La Perkutada animando el ambiente con sus percusiones. A medida que avanza La Perkutada, con todo el pueblo reunido detrás de ellos, por los diferentes tramos del recorrido que es, como no podía ser de otra manera, por la bonita calle Blasco de Alagón, se van encendiendo las luces de los diferentes segmentos de la calle a ritmo de batucada, hasta llegar al final del recorrido, en la Plaza Colón, con la iluminación final del gran árbol de Navidad que había allí instalado. Ni el viento ni el frío que hacía impidieron que se llevase a cabo esta celebración y que los bloggers de la Comunidad Valenciana estuviésemos allí para presenciarlo, disfrutarlo y, posteriormente, contarlo.

Fue muy bonito e impresionante ir viendo como se iban iluminando todos eses adornos navideños, preciosos, por cierto, y ser testigo de cómo Morella volvía a brillar. No estamos hablando de cuatro luces de nada, no: la iluminación navideña de Morella cuenta ni más ni menos que con 17.000 luces. ¡Es impresionante! Si Morella ya es bonita de normal, imagináosla brillando de esta manera: realmente es una imagen para el recuerdo.

De nuevo, dejo una presentación con varias fotos de detalles de la iluminación:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La iluminación navideña estará presente hasta el próximo 7 de enero, así que si tenéis la oportunidad de pasaros por Morella en estas fechas, yo os lo recomiendo. Es más, si tenéis la oportunidad de asistir a la inauguración de la iluminación en algún otro año, os lo recomiendo más aún, ya que es realmente una bonita experiencia.

Celebraciones puntuales

El Sexenni

El Sexenni es la fiesta por excelencia de la ciudad. El origen de la fiesta data de 1672, cuando los morellanos, desesperados por la plaga de peste que azotaba la ciudad, recurrieron con sus plegarias a la Virgen de Vallivana, cuya imagen trasladaron desde su santuario hasta la ciudad, momento en el que se produjo la recuperación de los enfermos. Desde entonces, cada seis años se celebra la fiesta del Sexenni para dar gracias a esta virgen, que es la patrona de Morella.

A día de hoy, la celebración dura unos 10 días, durante los cuales hay todo tipo de actividades, danzas, desfiles, etc. Pero, sin duda, el punto álgido de la celebración es la entrada de la virgen al pueblo tras la multitudinaria romería desde el santuario. Y, ¿sabéis qué? Estamos de suerte, pues este año que entra, el 2018, ¡toca Sexenni! 🎉 Se celebrará del 17 al 28 de agosto, y aquí hay dos que intentarán por todos los medios pasarse por Morella por esas fechas para participar en esta súper fiesta.

Pero hay más: durante todo el año anterior al Sexenni, las diferentes calles han estado trabajando en sus talleres en la decoración de las mismas con una temática secreta cada una. El día de la romería, mientras la rogativa se traslada a Vallivana en busca de la virgen, se instalan estos adornos para engalanar la ciudad que recibe a su patrona. Destacan sin duda los tapices de papel rizado que elaboran los vecinos y las vecinas y que son auténticas obras de arte que adornarán las calles de Morella para que la virgen, a su paso, se deleite en la belleza de su ciudad.

Detalle del trabajo con el papel rizado

Detalle del trabajo con el papel rizado

Como parte de nuestro blogtrip, tuvimos la suerte de poder visitar uno de estos talleres donde se llevan a cabo los preparativos para el Sexenni, y resultó ser una visita interesantísima. Pudimos ver cuál era todo el proceso de creación de los tapices, cómo se prepara el finísimo papel de seda con el que trabajan, llamado “papel rizado” (con una máquina de coser adaptada que en lugar de aguja tiene unas tijeras que van cortando el papel y haciendo los flecos), cómo se riza (haciendo un pompón con la tira de papel con flecos y frotándolo contra un paño de cocina o similar para “rizarlo”), y cómo se aplica a los paneles con los diseños dibujados (con una paciencia infinita y muchísimo arte) para ir creando los espectaculares y coloridos tapices: una muestra fantástica de arte efímero que van creando los vecinos y las vecinas de Morella durante todo un año con gran dedicación, pasión e ilusión.

Con el papel rizado hacen hasta degradados

Con el papel rizado hacen hasta degradados

Fue una pasada poder hablar con estos vecinos y que nos contasen cómo vivían toda esta experiencia del Sexenni y sus preparativos, si les gustaba el trabajo en el taller, etc. Eran personas encantadoras que nos transmitieron su ilusión por lo que hacían, y a través de ellos pudimos conocer y comprender un poquito más esta fiesta tan especial, que tengo ganas de presenciar en primera persona para ver el resultado de tanto trabajo y de tanta pasión.

Una tira de papel ya rizado

Una tira de papel ya rizado

Como la temática de los trabajos es secreta, no puedo poner fotos de los paneles enteros, así que os he dejado por aquí foto de simplemente algunos detalles para que veáis el trabajo con el papel rizado y sus resultados.

Tiras de papel de colores por todos lados

Tiras de papel de colores por todos lados

L’Anunci

Un año antes de las fiestas del Sexenni, exactamente el cuarto domingo del mes de agosto, Morella celebra L’Anunci, el anuncio de que al año siguiente, como cada seis años, se celebrará el Sexenni. Durante esta festividad se hace un espectacular desfile de carrozas, adornadas también con papel rizado, y todo el pueblo se llena con toneladas de confeti para celebrar que solo queda un año para la fiesta mayor.

Como el Sexenni se celebra en 2018, L’Anunci se celebró este pasado verano de 2017 y, aunque nosotros no llegamos a ver las celebraciones principales, sí que asistimos a la fiesta de la víspera de L’Anunci, ya que el grupo de mi hermano y mis amigos, Dry River, tocaron en estas fiestas, aunque no como Dry River en sí, sino en su versión de homenaje a Queen, evento para el cual se hacen llamar Fat Bottomed Boys (sí, ya lo sé, es complicado). ¡Aprovecho para recomendar a Dry River a todo el mundo! Si os gusta el rock de calidad y las letras ingeniosas y con significado, seguro que os encantarán 😜.

 

Gastronomía

Como ya he comentado antes, cuando he hablado del restaurante en el que comimos, Morella tiene una gastronomía típica espectacular. Yo soy de las que piensa que “donde fueres, haz lo que vieres”, así que siempre intento aprovechar los viajes y las escapadas para probar los platos y los productos típicos del lugar que visito.

Debido a la gran industria de la lana que ha existido históricamente en Morella, una de las carnes más típicas de la zona es el cordero. También destacan los embutidos de todo tipo: jamón, queso, cecina, etc.

Otro elemento destacable de la gastronomía morellana es la trufa negra; este “oro negro” se utiliza para aderezar y condimentar multitud de platos.

Como platos típicos en sí, podemos destacar la sopa morellana con buñuelos, las croquetas morellanas, la olla de potaje o “les pilotes de Nadal”. Como postre, destaca la collà o cuajada, de la que ya he hablado antes, tan dulce y riquísima, y como pasta tradicional, los reyes aquí son los flaons, que están rellenos de requesón y almendra picada.

Pasear por el centro de Morella es una pequeña tortura: ¡todo huele tan bien! Hay un montón de pastelerías que te llaman con sus aromas y con sus bonitos escaparates llenos de pastas deliciosas… ¿Seréis capaces de resistiros? 😋😜

Flaons y mil delicias más

Flaons y mil delicias más

 

Artesanía

Ya he mencionado antes la gran tradición textil que ha habido en Morella desde hace siglos: a lo largo de la Edad Media, Morella se convirtió en una auténtica factoría textil, y la lana del esquileo de los rebaños se hilaba con el huso y la rueca. Esta tradición lanera nunca murió, y en el S. XIX, por ejemplo, dio lugar a que se fundase una auténtica colonia textil en las afueras de Morella: la Fábrica Giner, de la que hablaré en el siguiente apartado. En este aspecto, son realmente famosas las mantas morellanas.

Otra importante rama de artesanía de Morella es la relacionada con las esencias de Els Ports. Aquí tenemos que hablar de un comercio en particular, Aromes de Morella, que visitamos durante nuestro blogtrip. Se trata de una preciosa tienda donde venden productos de hogar y de higiene fabricados a base de diferentes aceites esenciales, especialmente de espliego, la variedad española de lo que normalmente llamamos lavanda, que sería la variedad francesa. Encontraréis velas perfumadas, jabones, cremas, aceites esenciales, perfumes, mikados…

Espliego, aromático y bonito a partes iguales

Espliego, aromático y bonito a partes iguales

En esta tienda nos explicaron las múltiples propiedades de esta planta aromática; las más interesantes para mí son que previene el insomnio y ayuda a calmar los dolores de cabeza, y también tiene propiedades hidratantes y cicatrizantes para la piel. ¡Yo no tenía ni idea de todo esto! 😱 ¿Y vosotr@s?

Aparte hicimos un pequeño taller en el que nosotros mismos nos fabricamos nuestro propio souvenir/ambientador a base de espliego, y también participamos en un pequeño juego que constaba de adivinar los diferentes aromas que contenían distintos recipientes. En cuanto a esto último, yo siempre he considerado que tenía un sentido del olfato bastante desarrollado, pero la verdad es que este pequeño experimento se me dio bastante mal, así que voy a tener que dejar de enorgullecerme de esta pequeña capacidad que pensaba que tenía, porque va a ser que al final no la tengo, jajajaja.

El souvenir tipo mikado que me fabriqué yo misma

El souvenir tipo mikado que me fabriqué yo misma

Frustración a cuanto a mi olfato mediocre aparte, os recomiendo que visitéis esta tienda si os pasáis por Morella: seguro que encontráis un buen souvenir para vosotr@s o un regalo bonito para alguien más. ¡Éxito asegurado!

 

Alojamiento

Morella es un pueblecito pequeño y no hay muchas plazas hoteleras. Además es un lugar con turismo durante todo el año, así que puede resultar complicado encontrar alojamiento si no lo miráis con un poquito de antelación.

Como hoteles céntricos y recomendables, puedo hablar del Hotel Restaurante Rey Don Jaime, donde comimos nosotros durante el #BlogtripMorella: el lugar era bonito y acogedor, y el personal fue realmente encantador con nosotros. Estoy segura de que como hotel tampoco defrauda.

Uno de los alojamientos más famosos y más llamativos de Morella, que te encuentras al pasear por la Calle Blasco de Alagón y que, desde luego, no pasa desapercibido, es el Hotel Cardenal Ram: se trata de un edificio impresionante del S. XVI, y me apostaría lo que fuese a que por dentro es tan alucinante como por fuera.

El Hotel Cardenal Ram, impresionante

El Hotel Cardenal Ram, impresionante

Otra opción para buscar alojamiento en Morella es la plataforma Cases de Morella: desde esta central de reservas se tramitan las reservas de casas y apartamentos rurales, hoteles, restaurantes, visitas guiadas y mucho más tanto en Morella como en la comarca.

Nosotros, sin embargo, nos alojamos en el Albergue Municipal Francesc de Vinatea, que forma parte del complejo de la Fábrica Giner, de la que hablaba antes, situada en la CV14 que va de Morella a Forcall. El albergue, ubicado junto al río Bergantes y rodeado de árboles, era la residencia de los trabajadores de la antigua fábrica del S. XIX, y ahora está rehabilitado y modernizado. Rodeándolo encontraremos la gran plaza de la chimenea, zonas verdes junto al río, parque infantil, piscina de verano, pistas deportivas, canchas de tenis y un amplio aparcamiento. La Fábrica Giner parece una pequeña ciudad en sí misma, y está a tan solo 4,5 km de Morella, es decir, a 5 minutitos en coche.

Las tierras del interior de la Fábrica Giner

Las tierras del interior de la Fábrica Giner

El albergue cuenta con salón-comedor y dormitorios de 4, 5, 6, 7, 8, y 10 plazas distribuidos en 2 plantas. Las duchas y los baños son colectivos y hay calefacción central. Es una opción económica ideal para excursionistas, grupos, familias, colegios, asociaciones, etc.

Las instalaciones son básicas, pero suficientes, y el hecho de compartir una habitación de 10 personas con mis compis de la asociación, me hizo retroceder automáticamente 20 años y trasladarme a épocas del instituto, jajaja. Fue una sensación muy curiosa.

Bosquecillo dentro de la Fábrica Giner, de camino al parque Saltapins

Bosquecillo dentro de la Fábrica Giner, de camino al parque Saltapins

Así que, como veis, en Morella hay alojamientos para todos los gustos y para todos los bolsillos.

 

No te quedes solo en Morella: ¡descubre Els Ports!

Si bien Morella, como capital de la comarca de Els Ports, es un lugar espectacular y es el principal destino turístico de la región, hay otras poblaciones en la comarca que también resultan interesantes y que bien se merecen una visita. A continuación os dejo un pequeño listado de poblaciones y actividades que hacer en vuestra ruta por Els Ports:

  • Forcall – tiene una plaza con pórticos renacentistas y destaca también el espléndido palacio de los Osset
  • Xiva – pueblo típicamente montañés situado en un pequeño valle
  • Ares – construido alrededor de un castillo sobre la Mola d’Ares, a 1318 metros de altitud
  • Castellfort – magnífica panorámica de toda la zona
  • Zorita – emocionante ruta hasta el Santuario de la Balma (gran ermitorio en el interior de una cueva natural)
  • Iglesuela y Mirambel – municipios anclados en los siglos XV – XVII
  • Olocau del Rey – espléndido recorrido medieval por sus casas, palacios y calles
  • Cinctorres – destacan el Palacio de los Sant Joans, la Iglesia Parroquial y el Peiró
  • Catí – población gótica muy bien conservada
  • Sant Mateu – destacan la plaza porticada, sus casas solariegas y sus palacios
  • Peñíscola – población espectacular, ya en la costa, donde destacan todo su casco antiguo y el Castillo del Papa Luna. Sobre Peñíscola también tenéis un post en el blog sobre el primer blogtrip en el que participé con la CVTB, y lo podéis consultar aquí.

 

En resumen, el #BlogtripMorella fue un auténtico exitazo y los asistentes lo pasamos pipa. Quiero agradecer a la Oficina de Turismo de Morella por prepararnos un planning de actividades tan bien pensado y tan interesante, y en especial a aquellos con los que tratamos personalmente, Pau y Jorge, que se portaron de maravilla con nosotros y que son personas majísimas. La verdad es que, si hay algo destacable de Morella además de su belleza y su patrimonio histórico, es la calidez de sus gentes. Todas, absolutamente todas las personas con las que nos cruzamos a lo largo de este fin de semana, fueron encantadoras: desde el personal de la Oficina de Turismo y los guías que tuvimos, hasta los trabajadores de los comercios, el restaurante, el albergue, el parque de aventuras… ¡Qué buen rollo tiene la gente en Morella! ❤️ Parecerá una tontería, pero esto hace que la experiencia sea aún más bonita, que tengas un hermoso recuerdo del lugar a nivel personal y que siempre te apetezca volver.

 Además, este blogtrip nos sirvió para que los miembros de la CVTB nos conociésemos un poco más entre nosotros, cosa que siempre se agradece. Así que también quiero agradecer a mis compañeros por la estupenda compañía, especialmente ya que a este blogtrip fui yo sola, porque Félix trabajaba y no pudo venir. ¡Gracias, chic@s! ❤️

Para terminar, y ya que, como os decía, fui yo sola y solo tengo dos manos, por lo que opté por ni siquiera llevarme la GoPro para grabar vídeos y centrarme solo en la cámara de fotos, os dejo por aquí el fantástico vídeo que hicieron los compañeros de Sabatic sobre este blogtrip: este vídeo, como todos los que hacen, es una pasada, así que no os lo perdáis, que seguro que alucináis.

 

¡Y hasta aquí este post completito sobre Morella! Espero que os haya gustado, que os resulte útil y que os animéis a visitar uno de los pueblos más bonitos de España. ¿Quién puede decirle que no a algo así? ❤️

Facebooktwittergoogle_plus
Te lo cuento todo sobre mis viajes y aventuras
Y te llevas gratis las mejores checklists

Una vez te suscribas al blog recibirás todas las actualizaciones y las novedades en tu bandeja de entrada: ¡así de fácil y cómodo! Y además, al suscribirte, te regalo las mejores checklists para hacer las maletas.