Las 3 mejores excursiones desde Dublín: las rutas del misterio y el misticismo celta

Las mejores excursiones desde Dublín
Facebooktwittergoogle_plusinstagram

¡Hola, viajer@s!

Hoy os traigo la última entrega de mi saga irlandesa particular: excursiones desde Dublín que se pueden hacer en un día. El viaje que hicimos a Irlanda el pasado noviembre (bueno, y el hecho de haber vivido en Irlanda durante casi tres años) ha dado mucho de sí: os recuerdo que, aparte de este post, también tenéis disponibles Qué hacer en Dublín en 5 días, Los 15 mejores pubs de Dublín + bonus y Qué ver en la ruta Dublín – Belfast, todos interesantísimos y repletos de información útil si vais a visitar la Isla Esmeralda.

Os voy a hablar de tres posibles recorridos para hacer desde Dublín en tres días diferentes, que en general están pensados para hacerlos en coche, así que habría que alquilar uno. Como ya os comentaba en el post Qué ver en la ruta Dublín – Belfast, nosotros lo hicimos a través de Atrápalo, y nos salió bastante bien de precio: alquilamos un Hyundai i40 (un coche muy grande, ya que éramos 4 personas con nuestros equipajes correspondientes) durante 5 días y a todo riesgo por unos 160 euros. Además, tened en cuenta que en Irlanda conducen por la izquierda y, no voy a negarlo, es una dificultad añadida. Algún sustillo te llevas de vez en cuando (cuando te incorporas al carril que no toca, por ejemplo), pero también es divertido 🙂 Simplemente, id con cuidado, y recomiendo que el copiloto vaya un poco alerta controlando siempre que el conductor (que ya va bastante estresado) se incorpora siempre al carril que toca.

Irlanda es un país maravilloso y, allá donde vayas, hay mucho que ver, así que no dejéis que este pequeño reto os eche para atrás, porque todo lo que conseguiréis a cambio valdrá muchíismo la pena. Ahora sí, vamos allá con las excursiones desde Dublín.

 

Excursiones desde Dublín

Excursión n.º 1 – Wicklow y Glendalough

La excursión por las montañas de Wicklow y el monasterio de Glendalough es una de las excursiones más bonitas que se pueden hacer desde Dublín y yo la recomiendo muy mucho. Toda esta zona se encuentra bastante cerquita al sur de Dublín, como a una hora en coche, así que vale la pena dedicarle un día entero a esta actividad, ¡no os arrepentiréis! Esta excursión es ideal para hacer en coche, ya que de este modo vas parando donde te da la gana, pero también la he hecho en tour organizado de un día en bus y también está muy bien; hay muchas empresas que lo hacen (buscad simplemente “Wicklow tour from Dublin” o algo así en Google y elegid una, pero comprobad que incluya parada en Glendalough); los precios están entre los 25 y los 30 euros por persona.



Powerscourt Gardens

Bien, pues en caso de hacer la excursión en coche, como fue nuestro caso esta última vez, nuestra primera parada es Powerscourt Gardens. Powerscourt es una mansión señorial ubicada en una amplia y verde finca de 19 hectáreas, con unos jardines formales preciosos que vale la pena visitar. La entrada para pasear por los jardines cuesta 7 euros, y estos se pueden recorrer más o menos en 1 hora.

Se trata de un paseo muy agradable y relajante, genial para desconectar del bullicio de la ciudad, y presenta diferentes zonas: el jardín italiano, el jardín japonés, el cementerio de mascotas, el valle de la torre, etc. Aquí os dejo un montón de fotos para que veáis lo bonito que es.

Powerscourt Waterfall

Muy cerca de la mansión de Powerscourt y sus jardines que acabamos de visitar se encuentra la cascada de Powerscourt. Nosotros fuimos pensando que la entrada era gratuita, pero resulta que son 6 euros adicionales de entrada. Como acabábamos de pagar 7 euros por entrar a los jardines e íbamos pensando que esta actividad era gratis, nos dio pereza pagar otros 6 euros, así que nos dimos media vuelta y seguimos con nuestra ruta, pero que sepáis que es la cascada más alta de Irlanda y que tiene bastante buena pinta.

Lough Tay (Lago Guinness)

La siguiente etapa será una parada rápida en la carretera para admirar desde arriba el curioso Lough Tay. Parte del terreno que bordea el lago pertenece a la familia Guinness. La peculiaridad del lago es su color oscuro, que se debe al suelo turboso de la zona; esto, en contraste con la arena blanca de la playa que lo bordea, hace que el lago tenga el aspecto de una pinta de Guinness, de ahí que también se le conozca como el Lago Guinness.

Como os decía, aparcaremos brevemente en un entrador que hay a tal efecto en la carretera en el punto adecuado y nos acercaremos a las colinas escarpadas que dan al lago para contemplarlo y tomar las fotos correspondientes, y después proseguiremos con nuestra ruta.

Sally Gap

Desde el Lago Guinness, hay diferentes caminos para llegar a nuestro siguiente destino, el monasterio de Glendalough, pero recomiendo ir a través de Sally Gap, que es el centro de las montañas de Wicklow, ya que esto nos permitirá conducir por caminitos bonitos que atraviesan parajes muy auténticos en lugar de conducir por una simple carretera. El encanto de estos parajes es la gama de colores oscuros e intensos que ofrece la naturaleza gracias a la turba del suelo y el brezo que crece por todos lados en esta zona. No os esperéis extensiones infinitas de césped como en otras zonas de Irlanda: aquí estamos hablando de un paisaje montañoso y agreste, lleno de tonos oscuros; es una zona muy diferente e interesante.

Paisajes de las montañas de Wicklow

Paisajes de las montañas de Wicklow

Glendalough

La zona de Glendalough es en realidad el plato fuerte de la excursión, así que, al ser la última parada, intentad calcular bien los tiempos para poder dedicarle toda la atención que se merece. Podéis llamarlo monasterio, cementerio celta, conjunto monacal o como queráis; la cuestión es que data del S. VI (¡nada menos!), el acceso a toda la zona es gratuito e incluye el cementerio en sí, con preciosas cruces celtas, las ruinas de diversas construcciones religiosas y una torre redonda irlandesa típica, lo que, en conjunto, ofrece una estampa increíble.

Además, el monasterio es el punto de partida de una caminata que no os podéis perder: se trata de un paseo a través del bosque en el que veremos dos preciosos lagos (de hecho, Glendalough, en irlandés, significa “valle de los dos lagos”). Hay que tomar el camino que va a través del bosque que se encuentra junto al conjunto monacal y recorrerlo bajo los enormes e imponentes árboles que lo flanquean. A mitad camino encontraremos el primer lago, el Lower Lake, que quedará a nuestra derecha. Es un lago tan tranquilo que es un auténtico espejo en el que se reflejan perfectamente los árboles y las montañas que lo rodean: una maravilla de sitio para sacar unas buenas fotografías.

Seguimos caminando y al poco rato llegaremos a nuestro destino: el segundo de los lagos, el Upper Lake, que es muchísimo más grande y ofrece unas vistas increíbles, ya que está rodeado de montañas. Una vez lo hayamos admirado, damos la vuelta y desandamos el camino. La caminata en total (ida y vuelta) es de aproximadamente 1 hora; a esto habrá que sumarle el tiempo que pasemos en el monasterio y en los dos lagos, incluidas todas las paradas para hacer fotos, así que recomiendo dedicarle un mínimo de 2 horas, si puede ser, más. Hay que tener en cuenta que en invierno anochece muy pronto: en nuestro caso, a finales de noviembre, a las 4 y poco de la tarde empezaba a anochecer, así que hay que tenerlo claro para controlar bien los tiempos y que no se os haga de noche en medio de la nada.

Además, otro consejo para no perder el tiempo en ruta es que os llevéis unos bocadillos para comer. Estamos hablando de una ruta por las montañas, así que no sabemos dónde ni cuándo vamos a encontrar un sitio para comer. Además, así ahorramos tiempo y dinero, cosa que siempre está bien 🙂

Excursión 1 - Wicklow y Glendalough

Excursión 1 – Wicklow y Glendalough

 

Excursión n.º 2 – Excursión al norte de Dublín (interior)

Esta excursión también está pensada para que ocupe un día entero (solo de conducción hay dos horas y media largas para llegar a todas las paradas y de vuelta a Dublín, más luego todo el tiempo que le queráis dedicar a cada una de las visitas, claro), y diría que para esta se necesitaría coche sí o sí, ya que no creo que haya ningún tour organizado que incluya todas las paradas que vamos a hacer.

Hill of Slane

Hill of Slane es una colina que se yergue 158 metros por encima de la planicie que la rodea, y se encuentra a 48 kilómetros al norte de Dublín, tirando hacia el interior de la isla. Esta colina siempre ha tenido un papel de culto importante, ya desde el neolítico se utilizaba a tal efecto, aunque también hay ruinas paganas y, sobre todo, cristianas. Aquí sí que encontraremos las extensiones de prado verde tan características de Irlanda, por lo que, si bien la colina en sí es interesante por las ruinas que alberga, las vistas desde la misma también lo son.

Con respecto a las ruinas de la colina en sí, podemos encontrar algo parecido a lo que hemos visto en Glendalough, aunque a pequeña escala: hay las ruinas de una iglesia con su correspondiente cementerio celta al lado, que incluye la estatua de San Patricio, patrón de Irlanda, todo ello bordeado por una pequeña pared de piedra. Fuera de este perímetro, justo al lado, encontramos también las ruinas de un castillo normando. Todo ello se puede visitar de manera gratuita, y vale la pena hacerlo.

Además hay una leyenda que cuenta que fue en este lugar donde San Patricio, en el año 433, encendió el primer fuego pascual, desafiando de este modo a los reyes paganos que celebraban el rito del equinoccio de primavera en la cercana Hill of Tara. San Patricio hizo que su hoguera brillase primero y muy intensamente, y los druidas advirtieron al alto rey Laeghaire que si la hoguera de San Patricio no se apagaba de inmediato, ardería para siempre en Irlanda. De este modo se narra el triunfo del cristianismo sobre las religiones paganas en el país, y se considera que Hill of Slane es donde San Patricio proclamó la cristiandad en la Isla Esmeralda.

Newgrange

Newgrange es un monumento prehistórico del Neolítico, aproximadamente del año 3200 a. C., por lo que es más antiguo que Stonehenge y las pirámides de Egipto. El monumento consiste en un montículo circular de gran tamaño que incluye en su interior un pasadizo y una cámara, en la que se han encontrado restos de huesos humanos y diferentes ofrendas, por lo que era un lugar en el que se enterraban a los difuntos. El montículo o pasaje funerario cuenta con un muro de retención frontal y está apuntalado en toda su circunferencia por grandes placas de piedra, la mayoría de las cuales muestran motivos artísticos prehistóricos, en su mayoría espirales. Además, el montículo está rodeado por un círculo de piedras. Pero, sin duda, lo más interesante de este monumento prehistórico es el hecho de que su entrada está alineada con el punto de la salida del sol en el día del solsticio de invierno, por lo que este día del año, los rayos de sol del amanecer atraviesan todo el pasadizo interior del montículo e iluminan completamente la cámara interior. No se conoce con certeza cuál era su función específica, pero sí se sabe debido a este hecho que el lugar tenía una importancia religiosa para sus creadores. Se trata sin duda del yacimiento arqueológico más famoso de Irlanda.



GIF generica vuelo 728x90

Newgrange se puede visitar únicamente mediante un tour guiado: el precio de la entrada son 6 euros. Se compra en el centro de interpretación de Newgrange, donde hay una cafetería donde se puede comer, unos servicios y una tienda de souvenirs. La entrada te permite utilizar el bus lanzadera que te lleva a la zona del montículo. Se puede pasear por la zona hasta el momento en el que empieza la explicación de la guía, frente al propio montículo. Se trata de un explicación sumamente interesante, donde expone estos datos que he comentado y muchos más; eso sí, es en inglés. A continuación, se entra en el montículo (¡¡¡sí!!!): se recorre el pasadizo y se llega a la cámara (no apto para claustrofóbicos), donde la guía continúa con su explicación sobre la construcción del propio montículo, que, por cierto, es impermeable o estanco (y mira que en Irlanda llueve, pero el interior de la cámara nunca se moja, ya que está construido de manera que el agua no filtre) y sobre el fenómeno que os he explicado relacionado con el solsticio de invierno. Tras la explicación, se lleva a cabo también un simulacro del mismo: se apagan las luces y se simula el amanecer del día del solsticio con un rayo de luz artificial que va avanzando por el pasadizo hasta iluminar la sala en la que nos encontramos: ¡chulísimo!

Una vez se sale del pasaje funerario, se dispone de tiempo libre (todo el que queráis) para pasear por la zona, rodear todo el montículo y sacar la fotos pertinentes. Después, cuando queráis, solo hay que volver al punto donde os ha dejado el bus lanzadera para que os devuelva al centro de interpretación y ya, desde allí, nos subimos en el coche y continuamos con nuestra ruta.

A mí me parece una visita muy, pero que muy interesante e intrigante, y el lugar es profundamente místico y mágico. Si tenéis la oportunidad de visitarlo, no os lo perdáis.

Hill of Tara

Hill of Tara es otra colina que se encuentra bastante cerca tanto de la otra colina de la que ya hemos hablado, Hill of Slane, como de Newgrange. El acceso a la colina es gratuito, y se trata de un terreno en el que se concentran diversos monumentos antiguos. El aspecto es simplemente el de un campo verde con curiosas ondulaciones, pero integrados en este paisaje hay diferentes elementos: una fortificación de la Edad de Hierro de casi 1000 metros de circunferencia (la Fortaleza de los Reyes, también conocida como el Recinto Real), que a su vez contiene dos anillos de piedras tangentes; además, en el centro de uno de ellos se encuentra la destacada Piedra en Pie o Piedra del Destino, donde se coronaban a los Altos Reyes de Irlanda. Un poco más al norte, también encontramos otro pequeño pasaje funerario neolítico, parecido a Newgrange, pero de menor tamaño, que data del 2000 a. C.

Más al norte, hay un anillo con tres terraplenes donde se han recuperado restos romanos del S. I d. C. Algo más al norte destaca una estrecha y alargada estructura rectangular, conocida como la Sala del Banquete, aunque parece ser una avenida ceremonial que conduce hacia el sitio, y dos estructuras conocidas como las Trincheras en Pendiente y el Fuerte de Gráinne. Hacia el sur del Recinto Real yace un anillo conocido como el Fuerte de Laoghaire, donde se dice que está enterrado el rey epónimo en posición vertical (fuente de esta información: Wikipedia).

En definitiva, al estar en la colina, no se ve mucho más que una extensión de brillante césped verde con unas intrigantes ondulaciones, pero se puede sentir que ese lugar es algo más. Es un sitio lleno de misterio y misticismo en el que, a día de hoy, pastan a sus anchas las ovejas.

Castillo de Trim

La última parada de esta excursión es el castillo de Trim, del S. XII, que se trata del castillo normando más grande de Irlanda. A los cinéfilos puede que os suene, ya que aparece en la película Braveheart.

El castillo de Trim se encuentra abierto al público todos los días desde el sábado de Semana Santa hasta el día de Halloween (31 de octubre), desde las 10 h. y únicamente los fines de semana y días festivos durante el invierno. Las zonas situadas en el exterior del castillo pueden ser objeto de visita libre (2 euros solo para los jardines), pero el interior de la torre únicamente es accesible por medio de una visita guiada (en inglés) con una duración aproximada de 45 minutos (entrada 5 euros). El castillo se encuentra en muy buen estado (no estamos hablando de ruinas), y la visita es interesante (de nuevo, la hice cuando vivía en Irlanda); nosotros, esta vez, hicimos solo el paseo por los jardines.

Excursión 2 - Excursión al norte de Dublín (interior)

Excursión 2 – Excursión al norte de Dublín (interior)

 

Excursión n.º 3 – Malahide y Howth

Ambos lugares se encuentran muy cerca de Dublín: Malahide es un pueblecito de clase alta donde hay un bonito castillo para visitar, y se encuentra a 14 km de Dublín; por su parte, Howth es un pueblecito pesquero con bonitas vistas que se encuentra solo a 14 km de Malahide y a 16 de Dublín. Como veis, está todo muy cerquita así que, si os empeñáis, se podrían visitar los dos pueblos en una mañana, comer en Howth y volver a pasar la tarde a Dublín.

Se pueden visitar tanto en coche (si tenéis o alquiláis uno) como en el tren de cercanías, llamado DART.

Malahide

Como decía, Malahide es una zona residencial de gente con dinero, con una población de unos 16.000 habitantes, ubicada 14 km al norte de Dublín. El interés del pueblo es básicamente el castillo de Malahide, algunas de cuyas partes datan del S. XII. Está ubicado en una bonita y verde finca, a la que se puede acceder de manera gratuita, y que cuenta con grandes extensiones de césped, campos de diferentes deportes irlandeses, pistas de tenis, campos de golf, invernaderos y bosquecillos. Es una delicia pasear por estos terrenos, tan verdes y bien cuidados.

El castillo en sí es encantador: con sus torrecitas redondas parece casi una pequeña fortaleza. Puede simplemente bordearse y pasear por las inmediaciones, donde también encontraréis una pequeña iglesia antiquísima, algún restaurante/cafetería y alguna tiendecita de souvenirs, o también se puede hacer el tour guido por el interior del castillo (entrada 12 euros). Yo hice este tour cuando vivía en Irlanda, hace como 10 años, así que en esta última visita a Dublín decidimos no hacerlo y simplemente pasear y admirarlo desde fuera. Recuerdo que la visita estaba bastante bien, ya que el castillo está completamente amueblado y tiene un aspecto muy señorial, así que pienso que la visita guiada puede ser una buena opción.

Como ya he comentado, hay algunos pequeños comercios en el propio castillo y los alrededores, todos muy bien integrados en las instalaciones. Destacaría el restaurante/tienda Avoca, cadena irlandesa de la que ya hablé en el post de Dublín, y que siempre es interesante visitar, ya sea para comprar algo de artesanía como souvenir, para tomar un café o para comer de menú.

Howth

Como ya he comentado, Howth es un pequeño pueblo pesquero de unos 8000 habitantes, situado al noreste de Dublín, en el cabo de Howth. Se encuentra a muy poca distancia tanto de Malahide como de Dublín (14 y 16 km, respectivamente), y es un pueblecito agradable por el que pasear. Es típico hacer la caminata, además de por el pueblo en sí, por los acantilados que lo rodean. Además, uno de los principales atractivos de Howth, al tratarse de un pueblo pesquero, es la gran cantidad de restaurantes en los que comer pescado fresco a buen precio. Por este motivo recomendaba visitar primero Malahide y después Howth: así se puede comer en esta localidad.

Excursión 3 - Malahide y Howth

Excursión 3 – Malahide y Howth

 

BONUS: Posible excursión n.º 4 – Primer tramo de la ruta hacia Belfast

Si durante vuestra estancia en Irlanda no vais a hacer la ruta Dublín – Belfast que describía en este post, otra posible excursión de un día podría ser el primer tramo de dicha ruta, básicamente el trayecto del primer día hasta la parada anterior a Belfast:

  • Asentamiento paleocristiano de Monasterboice
  • Proleek dolmen
  • Castle Roche
  • Ballykeel dolmen
  • Vuelta a Dublín

Todo esto lo tenéis bien explicado en el post Qué ver en la ruta Dublín – Belfast que os comentaba.

Excursión 4 - Primer tramo de la ruta hacia Belfast

Excursión 4 – Primer tramo de la ruta hacia Belfast

 

Estos son solo unos ejemplos de posibles excursiones de un día que se pueden hacer desde Dublín, pero hay muchas más posibles: Irlanda es un país tan bonito y con tanto encanto, que vayas donde vayas va a valer la pena. Espero haberos dado buenas ideas para futuras visitas a Irlanda, ya que el país es mucho más que Dublín, y es recomendable explorarlo, descubrirlo y dejarse enamorar por él. Conmigo, desde luego, hace ya mucho tiempo que lo consiguió, y es tal la influencia que Irlanda tiene sobre mí, que cada cierto tiempo tengo que volver para “quitarme el mono”. Estoy segura de que, si visitais este país, también seréis presa de este embrujo, así que… ¡id con cuidado! 🍀

 

Facebooktwittergoogle_plus
Te lo cuento todo sobre mis viajes y aventuras
Y te llevas gratis las mejores checklists

Una vez te suscribas al blog recibirás todas las actualizaciones y las novedades en tu bandeja de entrada: ¡así de fácil y cómodo! Y además, al suscribirte, te regalo las mejores checklists para hacer las maletas.